Las niñas menores de edad no podrán abortar en Florida sin el permiso de sus padres

La medida ha causado una gran controversia

Foto: Getty Images

Las niñas menores de 18 años deberán obtener el permiso de sus padres antes de proceder con un aborto en virtud de un proyecto de ley firmado por el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis.

Aunque convocó una conferencia de prensa para hablar de las leyes que había firmado ese mismo día, el martes, el mandatario estatal no hizo ninguna referencia a este proyecto de ley del aborto. Lo hizo sin fanfarria y prácticamente a escondidas.

“El gobernador se complació en firmar esta legislación histórica para apoyar y proteger a las familias de Florida”, dijo la portavoz Meredith Beatrice a través de un correo electrónico.

Te puede interesar: Una mujer sin mascarilla tose intencionalmente a una paciente con cáncer en una tienda Pier 1 de Florida

El presidente republicano del Senado, Bill Galvano, anunció la firma antes de que lo hiciera la oficina del Gobernador.

“La decisión seria e irrevocable de interrumpir un embarazo implica someterse a un procedimiento médico significativo que resulta, en muchos casos, en impactos emocionales y físicos de por vida. Los padres de un niño menor que está considerando un aborto deben estar involucrados en una decisión tan sustancial y permanente”, señaló Galvano en un comunicado a los medios después de la firma.

DeSantis pidió a los legisladores que le enviaran el proyecto de ley durante su discurso sobre el estado en enero. El proyecto de ley se aprobó en febrero, pero los líderes legislativos no lo enviaron a DeSantis hasta este mes.

Te puede interesar: Florida obliga a todas las escuelas a poner alarmas silenciosas tras el tiroteo de Parkland

La nueva ley amplía otra que requiere que los padres de una niña sean notificados antes de que pueda abortar. Fue uno de los temas que ha causado más división en la sesión legislativa, que terminó en marzo, con los demócratas argumentando que fue otro intento de los republicanos por restringir los derechos del aborto.

“Desde el comienzo, este esfuerzo legislativo fue una agenda política para prohibir el aborto en el estado de Florida”, dijo la representante estatal demócrata Anna Eskamani.

Ella señaló que solo el 3 por ciento de los abortos en toda la nación se realizan en niñas menores de 18 años, y que dos tercios de ellos ya han hablado con un padre antes de tomar la decisión. Entre el resto, están las niñas que son víctimas de abuso o temen por su seguridad si se lo cuentan a sus padres.