Coronavirus vivo e infeccioso puede permanecer en el aire, señala una investigación en hospital de Florida

Advierten sobre la posibilidad de transmisión aérea en espacios cerrados

Coronavirus vivo e infeccioso puede permanecer en el aire, señala una investigación en hospital de Florida
Personal médico con equipo de protección transporta el cadáver de un paciente con COVID-19 en Filipinas.
Foto: Getty Images

Hace poco más de un mes, un grupo de 239 científicos con diferentes especialidades y orígenes expresaron su preocupación sobre la posibilidad de que inhalar virus en gotitas microscópicas del aire pueda ser una forma de transmisión del nuevo coronavirus.

En ese momento, la Organización Mundial de la Salud señaló que la evidencia que señala esta tesis era “emergente, pero no definitiva”. Es decir, no lo negó pero tampoco lo admitió. Ahora, una nueva investigación realizada en un hospital de Florida señala que partículas de coronavirus vivo e infeccioso pueden permanecer en el aire.

Investigadores de la Universidad de Florida lograron aislar el virus vivo a partir de aerosoles recolectados a una distancia de siete a 16 pies (dos a cinco metros) de pacientes hospitalizados con COVID-19 en el Hospital Health Shands.

The New York Times retomó la investigación para explicar cómo se realizó y sus resultados: los investigadores diseñaron un muestreador que usa vapor de agua puro para hace más grandes los aerosoles y, posteriormente, recolectarlos con facilidad en el aire. Una vez recolectados, los expertos colocaron los aerosoles en un líquido con proteínas, sales y azúcar con el fin de “alimentar” al virus.

Con este método, los científicos recolectaron muestras de aire en una sala dedicada a pacientes con COVID-19 que no estaban siendo sometidos a métodos que generan aerosoles, como traqueotomías o intubaciones. Lo que lograron fue recolectar virus vivo, con un muestreador a siete pies de distancia y otro a 16 pies, capaz de infectar células sanas en una placa de laboratorio.

Además, los investigadores compararon el genoma del virus recolectado en el aire con el de un hisopo de un paciente sintomático recién admitido en el hospital: eran idénticos. Si bien la sala estaba equipada con filtros de aire acondicionado eficientes y con luz ultravioleta para inactivar al virus, los expertos recuperaron 74 partículas de virus por cada litro de aire.

“Simplemente no estoy segura de que estos números sean lo suficientemente altos como para causar una infección en alguien. La única conclusión que puedo sacar de este artículo es que se pueden cultivar virus viables en el aire, y eso no es poca cosa”, le dijo Angela Rasmussen, viróloga de la Universidad de Columbia en Nueva York, a la publicación.

Otra idea manifestada por los expertos entrevistados por el NYT es que la distancia social sugerida de seis pies puede ser insuficiente, especialmente en espacios cerrados con poca ventilación natural, como escuelas o tiendas. Así que cuanta más distancia puedan mantener las personas de otras, mejor.

Si bien esta investigación de la Universidad de Florida aún debe ser revisada por pares, sienta un precedente de estudio sobre la capacidad de transmisión aérea del nuevo coronavirus.