Desde Pemex ayudaron a “El Marro” al robo de gas LP, capitán del Ejército lo “asesoró”

Así lo informó la Fiscalía General de la República durante la audiencia de José Antonio Yépez, el líder del cártel de Santa Rosa de Lima
Desde Pemex ayudaron a “El Marro” al robo de gas LP, capitán del Ejército lo “asesoró”
El Marro detenido
Foto: Fiscalía Guanajuato / Cortesía

MÉXICO – La Fiscalía General de la República (FGR) reveló durante la audiencia de José Antonio Yépez Ortiz “El Marro” que el líder del cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL) incursionó al robo de gas LP tras contratar a un ingeniero de Petróleos Mexicanos (Pemex) experto en perforar los poliductos.

La FGR vinculó a proceso al líder huachicolero (robo de combustible) en el penal de máxima seguridad de El Altiplano, ubicado en el Estado de México.

La incursión de “El Marro” en el robo de gas LP se dio luego de la estrategia del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, contra el robo de gasolina (huachicoleo), actividad principal de Yépez Ortiz.

Y es que tras la puesta en marcha de la estrategia federal, en enero de 2019, para combatir el huachicol, entre ellas cerrar la llave en el envío de combustible por los ductos que atraviesan Guanajuato, Yépez buscó otras fuentes de ingresos: el robo de gas.

Guanajuato es el bastión del cártel de Santa Rosa de Lima, entidad que se convirtió en la más violenta por su cruenta lucha contra su rival, el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por Nemesio Oseguera “El Mencho”.

Según la investigación de la FGR contra “El Marro”, el líder huachicoleo tenía a servicio a un capitán del Ejército que le informaba sobre los puntos o tramos de poliductos donde había combustible para instalar las tomas clandestinas. Sitios conocidos como “pozos”.

El año pasado, en el auge del robo de gas LP en Querétaro, Puebla y el Estado de México, Jorge alias “El Coquis”, dijo a Yépez que su hermano “El Pelón” tenía un conocido en Querétaro apodado “Padrino”, entre otras cosas experto en picar gasoductos.

“El Padrino” y “El Pelón” se vieron en septiembre en un restaurante conocido como Las Pampas.

“Te voy a mandar a un ingeniero de Pemex que te va a hacer la chamba”, prometió “El Padrino” a “El Marro”, de acuerdo con las primeras investigaciones, según publicó el diario Reforma.

Pero no era la primera vez que el capo tenía asesoría de personal de la petrolera.

De hecho, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, atribuye el crecimiento exponencial del cártel de Santa Rosa de Lima a la colusión con la que “El Marro” contaba desde dentro de Pemex.

“Una gran corrupción, sobre todo de Pemex, que se puede dimensionar con la gran cantidad de pipas que robaban. Estamos hablando de que, desde dentro de la refinería hubo una gran complacencia para que el cártel pudiera crecer a estos niveles”, dijo Sinhue.

“No se puede entender el crecimiento de este grupo criminal sin la corrupción adentro de Pemex. Era impresionante la cantidad de pipas que salían sin factura, además de todo lo de los ductos”, precisó el gobernador de Guanajuato.

Por ejemplo en marzo del 2017, una pipa que era abastecida dentro de la refinería de Salamanca explotó y dejó ocho heridos.

La pipa tenía reporte de robo, y se detectó que era una de las unidades que operaban para el cártel de “El Marro”.

El líder del cártel de Santa Rosa de Lima fue detenido el pasado  2 de agosto en una de sus casas en el estado de Guanajuato. Días después fue trasladado al penal de máxima seguridad de El Altiplano en el Estado de México, donde enfrenta su proceso.

“El Marro” era uno de los objetivos prioritarios del gobierno de López Obrador.

El robo de combustible en Pemex, representa grandes pérdidas para las arcas del gobierno.

Durante el 2018, Petróleos Mexicanos cifró sus pérdidas por robo de combustibles en 66,300 millones de pesos (mdp). Y luego de la estrategia contra el huachicoleo, Octavio Romero, director de Pemex informó que el delito se redujo en un 91%.