¿Quién inventó las galletas de la fortuna?

La historia es un poco turbia y no inició donde lo hubieras imaginado

¿Quién inventó las galletas de la fortuna?
Los fabricantes chinos comenzarían a hacerse cargo de la producción de galletas de la fortuna durante la Segunda Guerra Mundial.
Foto: Gundula Vogel / Pixabay

Las galletas de la fortuna que disfrutas luego de tu comida china no tienen los orígenes que hubieras imaginado. Para empezar, no fueron inventadas en China y luego, hay más de un fabricante en Estados Unidos que se adjudica haberlas creado por primera vez, sin embargo, su origen sería más antiguo.

Yasuko Nakamachi, una investigadora de la Universidad de Kanagawa asegura casi con certeza que las galletas de la suerte se crearon en Japón, según un artículo del New York Times.

A fines de la década de 1990, observó en las afueras de Kioto, vio esa forma familiar a las galletas de la fortuna en una panadería familiar llamada Sohonke Hogyokudo. La familia ha sido propietaria por tres generaciones y señalan que la tradición de las galletas ya existía.

La panadería japonesa ha utilizado las mismas 23 fortunas durante décadas. En contraste, uno de los fabricantes en Estados Unidos, Wonton Food, tiene una base de datos de más de 10,000 fortunas. Como la panadería Sohonke Hogyokudo hay otras en lugares cercanos y tienen algunas diferencias con las que se hacen Estados Unidos.

Las galletas japonesas son más grandes y marrones debido a que su masa contiene sésamo y miso en lugar de vainilla y mantequilla. El papel está metido en el pliegue de la galleta y no en el cuerpo.

En un libro de cuentos del siglo XIX

Una de las pruebas del origen japonés de las galletas que Nakamachi encontró es una ilustración de un libro de cuentos fechado en 1878, “Moshiogusa Kinsei Kidan”. En el libro, un aprendiz está haciendo tsujiura senbei, o “galletas de la fortuna”.

Entonces, las galletas aparecieron en Japón casi 30 años antes de que los inmigrantes japoneses y chinos en California afirmaran haberlas inventado entre 1907 y 1914.

Los inmigrantes que dicen haber creado la galleta

Suyeichi Okamura, un inmigrante de Japón que fundó Benkyodo en San Francisco y señaló haber hecho por primera vez la galleta japonesa en los Estados Unidos.

David Jung, inmigrante chino, fundador de Hong Kong Noodle Company en Los Ángeles, afirmó haber inventado la galleta de la fortuna justo antes de la Primera Guerra Mundial.

En la historia que comparte Eat This Not That, Jung repartió las galletas a los pobres de forma gratuita y colocó una tira de papel con una escritura bíblica.

Seiichi Kito, fundador de Fugetsu-do en Little Tokyo de Los Ángeles, también afirmó haber inventado la galleta de la fortuna a principios del siglo XX.

¿Cómo pasó a ser un postre de restaurantes chinos?

La investigadora Nakamachi cree que los fabricantes chinos comenzaron a hacerse cargo de la producción de galletas de la fortuna durante la Segunda Guerra Mundial, cuando las panaderías japonesas cerraron ya que los japoneses estadounidenses fueron detenidos y enviados a campos de internamiento.

Mientras en Japón pequeñas panaderías aún las hacen de manera tradicional. En Estados Unidos se fabrican por miles al día con dedos de metal para doblar la fortuna por la mitad para atraparla dentro de la galleta.