Científicos descubren un tipo de luz ultravioleta que elimina al coronavirus sin efectos nocivos

Se requieren sólo 30 segundos de exposición para acabar con prácticamente el 100 por ciento del virus

Científicos descubren un tipo de luz ultravioleta que elimina al coronavirus sin efectos nocivos
Un robot desinfecta un espacio vacío con luz ultravioleta en España.
Foto: AFP / Getty Images

La luz ultravioleta puede ser un arma de doble filo. Por un lado, se caracteriza por ser altamente mutagénica, es decir que es capaz de cambiar la composición del ADN humano, deformar su cadena y provocar alteraciones que se reflejan especialmente en la piel, como manchas, arrugas y hasta cáncer. Sin embargo, en la búsqueda de alternativas para luchar contra el COVID-19, científicos japoneses han descubierto un tipo de luz ultravioleta que elimina al coronavirus sin producir efectos nocivos.

Expertos de la Universidad de Hiroshima encontraron que la radiación de luz ultravioleta con características muy específicas puede eliminar un 88.5 por ciento de las moléculas de coronavirus en tan sólo 10 segundos de exposición, mientras después de 30 segundos se elimina el 99.7 por ciento.

En el laboratorio, los investigadores usaron luz ultravioleta en ondas de 222 nanómetros sobre cultivos de SARS-CoV-2 y encontraron buenos resultados entre 10 y 30 segundos después de la exposición. Lapsos más prolongados no consiguieron eliminar las células de coronavirus restantes, pero creen que este mínimo que sobrevive no representaría un riesgo para la salud.

El estudio, publicado en el American Journal of Infection Control, señala que las lámparas de luz ultravioleta que existen actualmente en el mercado irradian 254 nanómetros, una longitud de onda que es nociva para la piel y los ojos humanos, por lo que sólo puede usarse para desinfectar espacios vacíos.

Pero, aseguran, una irradiación de 222 nanómetros “tiene una profundidad de penetración muy limitada en la piel o los ojos y también es una tecnología antimicrobiana eficiente. Por lo tanto, un sistema de desinfección UVC de 222 nanómetros podría usarse en espacios públicos ocupados, incluida una habitación de hospital ocupada por pacientes y frecuentada por trabajadores de la salud y posiblemente, visitantes”.

Y aunque los expertos señalan que aún se requieren más estudios para evaluar la seguridad y la eficacia de este tipo de luz UV en ambientes habitados, “nuestros resultados sugieren que esta tecnología podría usarse para la prevención y control de infecciones contra COVID-19, no sólo en espacios desocupados sino también en espacios ocupados”.