Estados Unidos promedia 3,300 muertes diarias por Covid-19 en una semana

Y superó los 23 millones de casos confirmados desde el inicio de la pandemia

Estados Unidos promedia 3,300 muertes diarias por Covid-19 en una semana
Un paciente debe estar en el pasillo del saturado hospital Providence St. Mary en en el sur de California.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Estados Unidos promedió 3,300 muertes diarias en la última semana, después de registrar este martes otro récord de fallecimientos con 4,327 en un día, según datos del recuento de la Universidad Johns Hopkins publicados este miércoles.

El promedio diario de los últimos siete días significa un aumento del 217 % desde mediados de noviembre, de acuerdo con la misma fuente, cuyas cifras también apuntan a que los cinco picos más altos de fallecimientos desde el inicio de la pandemia se han registrado en las primeras semanas de 2021.

De hecho, la única vez, junto a la jornada de este martes, que el número de muertes superó la barrera de las 4,000 en Estados Unidos fue el pasado 7 de enero, cuando 4,194 personas fallecieron por coronavirus.

Hasta el miércoles, Estados Unidos registra más de 23 millones de casos positivos y más de 384,000 muertes.

California es el estado más afectado

Si bien al inicio de la pandemia el epicentro en Estados Unidos se situó en Nueva York, en los últimos meses ha sido el estado de California el más afectado, tanto en número de contagios como de muertes.

Aproximadamente, y según datos oficiales, el 13.5 % de los diagnósticos en ese estado son ahora positivos, lo que se traduce en más de 43,000 casos diarios.

Además, California ha sufrido más de 519 decesos diarios como promedio, un aumento del 116.4 % con respecto a hace dos semanas, según datos del diario Los Angeles Times.

Dentro del estado, el condado de Los Ángeles es precisamente el más impactado con más de 944.000 positivos y 12,674 muertes registradas.

Pese a la gravedad de la situación, el ritmo de vacunaciones en el país continúa siendo más lento de lo esperado, según el propio gobernador de California, Gavin Newsom, y el alcalde de la ciudad angelina, Eric Garcetti.

Para tratar de solucionar esta lentitud, Los Ángeles habilitará esta semana el estadio de los Dodgers, del equipo local de béisbol, como un punto para administrar la vacuna contra la covid-19.

Vacunación en Nueva York

La ciudad de Nueva York ha respondido también a esta falta de ritmo en las vacunaciones al inaugurar esta semana varios centros que permanecen abiertos 24 horas para inyectar al mayor número de personas posibles, como el de Brooklyn Army Terminal, que tiene capacidad para inocular a unos 2,000 ciudadanos al día.

Se trata de una instalación al aire libre, conformada por una treintena de pequeñas casetas en las que los neoyorquinos son atendidos por dos personas: una que registra todos los datos del paciente en un ordenador, y otra que explica detalladamente el procedimiento e inyecta la vacuna.

Después, el recién inoculado pasa a una “zona de observación”, una austera área delimitada con láminas de plástico que no ofrecen ningún cobijo de las bajas temperaturas del invierno de la Gran Manzana, y en la que se han dispuesto sillas negras de plástico, distanciadas entre sí. Tras un cuarto de hora, y si el paciente no ha mostrado ningún efecto secundario preocupante, es libre de marcharse.

Por Alex Segura Lozano