La advertencia final de los demócratas y otras claves de la tercera sesión del ‘impeachment’ a Trump

Los fiscales de la Cámara de Representantes temen que la violencia del 6 de enero vuelve a repetirse si el Senado no condena al expresidente

Los congresistas trataron que demostrar que los mensajes de Trump provocaron el asalto al Capitolio.
Los congresistas trataron que demostrar que los mensajes de Trump provocaron el asalto al Capitolio.
Foto: JIM LO SCALZO / EFE

La acusación de la Cámara de Representantes en el segundo juicio político de Donald Trump terminó este jueves de dar sus argumentos en contra del expresidente. Y lo hizo con la advertencia de que si es absuelto podría volver a darse un acto de violencia masiva como el del pasado 6 de enero en el Capitolio.

En una tercera sesión que los periodistas que estaban en la sala describieron como más relajada, los fiscales demócratas quisieron dejar claro que los comentarios y mensajes de Trump están vinculados con el asalto al Capitolio y trataron de desmontar el argumento de la defensa del exmandatario sobre que el juicio político es inconstitucional.

Mensajes de Trump y asalto al Capitolio

Aunque el material audiovisual no jugó un papel tan central como en las jornadas previas, los representantes reprodujeron declaraciones de los propios seguidores de Trump para tratar de evidenciar que el líder republicano incitó a la multitud violenta.

“Cada vez más insurrectos admiten que vinieron por dirección de Trump“, dijo la representante Diana DeGette (demócrata por Colorado). DeGette citó a varios de los extremistas que más tarde dijeron a las autoridades que creían que el expresidente quería que fueran al Capitolio.

En entrevistas, en videos, en grabaciones de arrestos surge una misma idea recurrente: ellos creen que estaban actuando bajo los deseos y las órdenes del entonces presidente de Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos nos invitó“, gritaba con un megáfono un manifestante a las afueras del Capitolio. “Vinieron aquí porque el presidente les indicó que lo hicieran”, dijo contundente DeGette, que es una de las fiscales demócratas del impeachment.

Responsabilidad internacional: “El mundo nos mira”

El representante demócrata Joaquin Castro recurrió al argumento de “ley y orden” al que tanto se han referidos los republicanos y puso el énfasis en las reacciones de otros países a lo que pasó en el Capitolio.

“Para los adversarios de Estados Unidos, no había mayor prueba de la falibilidad de la democracia occidental que el lugar del Capitolio de Estados Unidos envuelto en humo y asediado por una multitud azotada por su presidente”, leyó el texano de un medio internacional.

Castro también hizo mención a los aliados de Estados Unidos que, según él, han mostrado su apoyo al país en medio de la agitación. En este sentido, citó al primer ministro canadiense cuando dijo que “lo que presenciamos (el 6 de enero en Washington) fue un asalto a la democracia por parte de manifestantes violentos incitados por el actual presidente y otros políticos“.

Desmontar argumentos de la defensa de Trump

El representante Joe Neguse, demócrata de Colorado, dijo que tratar de apoyar los mensajes de Trump basándose en su derecho a la Primera Enmienda es “a distracción” ya que los abogados del expresidente se apoyan en una versión de los hechos que poco tiene que ver con la realidad.

Otro de los fiscales, Jamie Raskin, que ha enseñado derecho constitucional, dijo que la Primera Enmienda no aplican al caso de Trump porque no protege de la incitación a la violencia y porque el juramento que hacen los cargos públicos crean un estándar más alto que el de los ciudadanos de a pie. Es más, Raskin aseguró que las acciones del republicano “pusieron en peligro el propio orden constitucional”.

El argumento de la violación al debido proceso de Trump también fue rebatido. El representante Ted Lieu dijo que la Cámara Baja funciona como un gran jurado y que “está recibiendo todo el proceso que le corresponde” en el Senado.

La advertencia de una amenaza futura

Los fiscales demócratas también se refirieron a la idea que repiten muchos republicanos sobre el objetivo de del impeachment una vez que el presidente ya está fuera de la Casa Blanca. Los representantes Jamie Raskin y Ted Lieu dijeron que si Trump no sale condenado y no se le prohíbe volver a presentarse a la presidencia, lo que ocurrió en enero podría volverse a repetir.

“No tengo miedo de que Donald Trump vuelva a presentarse en cuatro años”, dijo Lieu. “Temo que lo va a hacer de nuevo y perderá. Porque podría hacer esto de nuevo”, vaticinó.

No hay muchas posibilidades que los 17 republicanos que los demócratas necesitan para condenar a Trump se unan a ellos tras la argumentación de los fiscales de la Cámara de representantes. Sin embargo, tanto la sesión del miércoles, como la del jueves (y el juicio político en general) lanza un mensaje directo a los estadounidenses y a los historiadores sobre la presidencia de Trump y la abrupta transición de gobierno.