Filtran mensajes de familia del senador Ted Cruz planeando ir a Cancún en medio de tormenta en Texas

El viaje del republicano causó un gran revuelo nacional ya que tuvo lugar en el momento que peor lo estaba pasando su estado por los cortes de luz

Filtran mensajes de familia del senador Ted Cruz planeando ir a Cancún en medio de tormenta en Texas
Tanto aliados como rivales del senador quedaron horrorizados con las imágenes.
Foto: Samuel Corum / Getty Images

Continúa la polémica que se levantó después de que el senador republicano Ted Cruz escapara a Cancún tras los cortes de electricidad que provocó la tormenta invernal en Texas. Cruz voló de Houston a la tropical ciudad mexicana para pasar unos días en un resort de lujo y alejado de los apuros que está atravesando su comunidad.

Las fotos del republicano y su esposa, Heidi, subiendo a bordo de su vuelo recorrieron rápidamente las redes sociales y dejaron horrorizados tanto a aliados políticos como a sus rivales por la huida del senador en medio del desastre. Pero la situación empeoró cuando el texano emitió un comunicado en el que aseguraba que había volado a México “para ser un buen padre” y acompañar a sus hijas y a sus amigos.

Cruz dijo que regresaría este jueves (y así lo hizo) pero no comentó cuál era el plan inicial antes de que se destapara la polémica. Mensajes de texto que Heidi Cruz envió a sus amistades y a vecinos de Houston revelan que el viaje había sido planificado de manera apresurada (y no con mucha antelación como se había dicho en un principio).

La esposa del senador escribió que su casa estaba “congelada” y que había propuesto una escapada hasta el domingo, según publicó The New York Times. La señora Cruz invitó a otras personas a ir con ellos al hotel Ritz-Carlton de Cancún, en el que ellos habían estado “muchas veces”. Heidi Cruz también destacó el precio de la habitación esta semana ($309 dólares la noche) y su buena seguridad.

Dos personas confirmaron al diario neoyorquino la autenticidad de los mensajes pero pidieron no ser identificados por la naturaleza privada de la conversación. El senador Ted Cruz reconoció este mismo jueves que su decisión había sido “obviamente un error”.