8 claves del plan de rescate del presidente Joe Biden para reanimar la economía

El Plan de Rescate Estadounidense (ARP) puede entrar en vigor esta semana. Estos son sus puntos principales

El presidente Biden prometió que la ayuda llegará pronto.
El presidente Biden prometió que la ayuda llegará pronto.
Foto: Samuel Corum / Getty Images

WASHINGTON – Después de semanas de duras negociaciones, el Congreso aprobó este miércoles el plan de rescate de $1.9 billones de dólares que presentó el presidente Joe Biden para reanimar la economía y paliar los efectos de la pandemia de coronavirus.

El Plan de Rescate Estadounidense (ARP, en inglés) sufrió numerosos cambios, desde que Biden comenzó a negociarlo poco después de tomar posesión el 20 de enero.

De hecho, el texto final del proyecto de ley Plan de Rescate Estadounidense (ARP) aprobado hoy por la Cámara de Representantes y que debe ser firmado por el presidente Biden el próximo viernes, es fruto de cambios entre las alas moderada y progresista del Partido Demócrata, que en ambos casos tuvieron que ceder; aunque no tiene cambios impulsados por republicanos, ya que esa fuerza política lo rechazó.

Con el paquete aprobado y a la espera de que Biden lo firme el viernes para que entre en vigor, estas son las ocho claves más importantes:

1- Pago directos de $1,400 dólares en cheques de estímulo

El plan incluye pagos directos de $1,400 dólares a los contribuyentes que ganen hasta $75.000 dólares anuales y para las parejas que sumen $150,000. Aquellos individuos que ganan entre $75,000 y $80,000 recibirán una ayuda, pero será menor.

Por primera vez, los adultos dependientes recibirán también un cheque de $1,400 dólares, algo que no ocurrió en los otros dos paquetes de estímulo previamente aprobados.

Detrás de los pagos directos, está la idea de que si el gobierno pone dinero en los bolsillos de los estadounidenses se mantendrá el nivel de gasto y la economía seguirá funcionando.

2- Subsidios por desempleo

Se extenderán las prestaciones de $300 dólares que los desempleados están recibiendo por parte del gobierno federal y que se suman a las ayudas que otorga cada estado.

Esas ayudas federales iban a expirar el 14 de marzo y, gracias a la aprobación del plan de Biden, se mantendrán en vigor hasta el 6 de septiembre.

La legislación también establece que los hogares que ganaron menos de $150,000 dólares en 2020 no tendrán que pagar impuestos sobre los primeros $10,200 dólares que hayan recibido como subsidios de desempleo.

3- Alivio para la pobreza infantil

La ley incluye una ayuda de $3,600 dólares anuales que irán recibiendo mensualmente las familias con un menor de 6 años, mientras que por cada niño de entre 6 y 17 años les corresponderán $3,000 dólares.

Esas cantidades están establecidas para los estadounidenses que ganan menos de $75,000 dólares anuales y las parejas con menos de $150,000 al año. Las familias con ingresos más altos recibirán una menor cantidad de ayuda.

La medida estará vigente un año y el objetivo es atajar la pobreza infantil que afecta a casi 12 millones de menores en EE.UU., es decir, uno de cada siete, según datos del censo.

4- Ayuda para los gobiernos estatales y locales

El paquete incluye $350,000 millones de dólares para los 50 estados de EE.UU. y sus territorios, incluido Puerto Rico, así como sus gobiernos locales y las reservas indias. De esa partida, $130,200 millones se destinarán específicamente a ciudades y condados.

Esta partida supone una gran victoria para los demócratas que no pudieron incluir ayuda a entes locales en ninguno de los otros dos planes de estímulo aprobados por el Congreso, ya que los republicanos y el anterior presidente, Donald Trump, se opusieron frontalmente.

5- Fondos para vacunas y pruebas de Covid-19

El plan de Biden incluye varios miles de millones de dólares para acelerar el desarrollo, fabricación y distribución de la vacuna contra la covid-19, que serán repartidos en diferentes agencias del gobierno.

6- Ayuda para escuelas y universidades

El paquete incluye casi $170,000 millones para educación: $130,000 millones serán para reabrir escuelas y $39,600 para universidades.

El objetivo es ayudar a los centros educativos a mejorar su ventilación y cambiar sus estructuras para que se pueda guardar una distancia de seguridad adecuada para prevenir el contagio del virus, además de la contratación de un mayor número de personal de limpieza.

7- Préstamos para restaurar servicios

El sector de servicios, uno de los más castigados, recibirá $28,600 millones de dólares en forma de préstamos que no tendrán que ser devueltos mientras el dinero se esté usando para pagar sueldos, alquiler o recibos de la luz o el agua.

Las salas de conciertos podrán solicitar hasta $1,250 millones en ayudas.

8- Ayuda para pagos de alquileres e hipotecas

El plan incluye unos $20,000 millones de dólares para que los estados y entidades locales puedan asistir económicamente a aquellos con problemas para pagar el alquiler, o los recibos de la luz y el gas.

La ley también incluye $10,000 millones de dólares para ayudar a quienes tienen una vivienda con retrasos en el pago de hipotecas, recibos e impuestos sobre la propiedad.

Por Beatriz Pascual Macías