El gobierno de Biden se retrasa en establecer el prometido estándar nacional de uso de mascarillas para lugares de trabajo

La implementación demorará debido a que las instancias involucradas todavía están trabajando en los criterios que se deben seguir. Sin embargo, todos los involucrados aseguran que lo más importante es garantizar que los trabajadores estén protegidos

El gobierno de Biden se retrasa en establecer el prometido estándar nacional de uso de mascarillas para lugares de trabajo
Los expertos han dicho que los aspectos técnicos de cualquier norma temporal de emergencia deben equilibrarse con la necesidad urgente de proteger a los trabajadores de la propagación de la Covid-19.
Foto: Shutterstock

No se cumplirá el plazo autoimpuesto por la Casa Blanca para imponer un estándar nacional de uso de mascarillas en los lugares de trabajo, ya que las deliberaciones todavía están en curso.

El 21 de enero, el presidente Biden ordenó a la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional del Departamento de Trabajo que determinara antes del lunes 15 de este mes si tal norma es necesaria. Pese a esto, no se cumplió con el plazo y la norma está en el aire.

El estándar temporal a nivel nacional para el uso de máscaras faciales en los lugares de trabajo afectaría a millones de trabajadores y duraría seis meses de acuerdo con los expertos en salud pública.

De acuerdo con éstos, la norma temporal de emergencia podría proporcionar valiosos consejos de distanciamiento social para los trabajadores y una guía de seguridad para las máscaras faciales, ya que varían sus capacidades de protección.

Las normas de OSHA en el lugar de trabajo se pueden hacer cumplir y demoran años en implementarse, por lo que se ha utilizado una norma temporal de emergencia para evitar los procedimientos normales de modo que se puedan abordar los “peligros graves” que enfrentan los trabajadores.

El Dr. David Michaels, ex subsecretario de trabajo de OSHA, explicó a CBS News que los aspectos técnicos de cualquier norma temporal de emergencia deben equilibrarse con la necesidad urgente de proteger a los trabajadores de la propagación de la Covid-19.

Un portavoz del Departamento de Trabajo externó que “la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional ha estado trabajando como corresponde para considerar qué estándares pueden ser necesarios, por lo que se está tomando el tiempo para hacerlo bien”.

Pese a lo que está ocurriendo todas las instancias coinciden en que lo más importante es dar todas las garantías a los trabajadores que estarán seguros en donde laboran, sin importar el rubro al que se dediquen.

En este sentido, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que “el objetivo del presidente es proteger a los trabajadores y miembros de la fuerza laboral”. En lo referente a las deliberaciones de OSHA, Psaki comentó que están “esperando que lleguen a una conclusión”.

También te puede interesar: En Mississippi y Texas, comerciantes minoristas seguirán exigiendo uso de cubrebocas aunque los gobiernos quieran eliminar la disposición