Vacunación en Los Ángeles por código postal

Programa piloto busca inmunizar a personas que viven en áreas altamente afectadas por el coronavirus, sin importar si tienen cita

Vacunación en Los Ángeles por código postal
Gente esperando en línea para vacunarse en Kedren. (Suministrada)
Foto: Cortesía

La semana pasada Arturo Carrillo escuchó por medio de un familiar que una clínica en el Sur Centro de Los Ángeles estaba vacunando a personas contra el COVID-19.

La inmunización se estaba llevando a cabo sin importar que no tuvieran cita o que no formaran parte de la lista de personas elegibles, provista por el estado.

Fue entonces que Carrillo, quien es trabajador en construcción, llegó al Kedren Community Health and Acute Psiquiatric Hospital, y después de esperar nueve horas finalmente logró obtener la inyección de la vacuna Pfizer, además de una cita para su segunda dosis.

“Solo me dijeron que me esperara 15 minutos después de la vacuna por cualquier cosa pero todo salió bien”, indicó el hombre de 38 años.

Esto se debe a un esfuerzo para ocupar todas las vacunas sin desperdiciarlas en áreas severamente afectadas por el COVID-19, como el sur de Los Ángeles.

Kedren Health recibe vacunas de parte del condado de Los Ángeles, el estado y el gobierno federal para vacunar a los grupos de acuerdo a cada fase.

Sin embargo, las vacunas tienen diferentes fechas de vencimiento y se deben usar dentro de un cierto tiempo monitoreando sus temperaturas, indicó el doctor Jerry P. Abraham, director del programa de vacunas en Kedren.

“Por lo tanto, puede haber momentos al final del día en que las personas que acamparon afuera, quienes quizás no sean elegibles se les puede ofrecer una dosis porque nos negamos a dejar que una gota [de la inmunización] se vaya a la basura”, expresó.

Vacunas por código postal

Pero el esfuerzo de vacunar a la comunidad en general va más allá de otorgar vacunas sobrantes. Al poco tiempo de que comenzara la pandemia en marzo de 2020, comunidades subrepresentadas como el sur centro de Los Ángeles vieron una explosión de contagios de coronavirus.

Esto fue en gran parte debido a que las personas viven en hogares multi-generacionales, en grandes grupos y un significante número son trabajadores esenciales que no pueden laborar desde casa.

Así que desde el 28 de febrero Kedren Health está ejecutando un programa piloto basado en el código postal con enfoque en los Distritos 8 y 9 de la ciudad de Los Ángeles.

Una vez que comenzó la distribución de vacunas, el doctor Abraham y colegas notaron que había una disparidad real en las comunidades latinas y afroamericanas.

Entonces establecieron una estrategia geográfica basada en el código postal.

“Y sabíamos que si recurríamos a ese modelo, y vacunábamos a todas las áreas afectadas con las tasas más altas de infección por COVID, aceleraría que estas poblaciones vuelvan a su normalidad”, dijo Abraham, médico familiar y epidemiólogo de lesiones.

Mediante este programa piloto las personas que viven en los códigos postales 90001, 90002, 90003, 90007, 90011, 90015, 90037, 90044, 90058, 90089 y 90059 pueden llegar a la clínica y obtener su vacuna.

Esto sin importar si no caen bajo la categoría de los grupos prioritarios y siempre y cuando sean mayores de 18 años.

“Y de la noche a la mañana, vimos a muchos más miembros de nuestras comunidades haciendo fila y vacunándose”, recordó el doctor Abraham.

Kedren Health ha sido líder en derribar todas las barreras que se interponían para que las personas más necesitadas obtuvieran sus vacunas.

“¿No tiene cita? está bien, sin internet, sin correo electrónico, sin teléfono, sin transporte, no habla inglés, no puede caminar, no puede ver, no puede hablar, no puede oír, no tiene estatus de documentación legal en este país. Nada de eso es un obstáculo para que las personas se vacunen”, aseveró.

Abraham mencionó que después que el programa piloto arrancó el día 28, el gobernador Gavin Newsom anunció un despliegue de prioridad de fecha geográfica que incluía un 40% más de dosis en las áreas geográficas más difíciles.

Abraham dijo que a diario ofrecen alrededor de 3,000 vacunas y esperan pronto mejorar el sistema ofreciendo un servicio móvil para llevar a más comunidades necesitadas.

Hasta el momento Kedren Health ha vacunado a más de 60,000 personas incluyendo los grupos prioritarios y personas que residen en los códigos postales que son parte del programa piloto.

También se han vacunado personas que esperan en la fila para ver si quedaron vacunas disponibles.

Angelina Valencia, portavoz del concejal Curren Price, quien representa el Distrito 9, dijo que están trabajando con Kedren para informar a la comunidad acerca de esta oportunidad de vacunas sin importar si tiene cita o no.

“Kedren es una entidad que se encarga de ayudar a la comunidad más necesitada”, dijo Valencia asegurando que el concejal Price también se está encargando de llevar las vacunas a parques del distrito para acercarse a quienes no pueden viajar largas distancias por diferentes razones.

Tanto ha sido el éxito de la abogacía de Kedren Health que la semana pasada el doctor Abraham fue invitado a testificar frente al senado acerca del trabajo que están realizando para que los más necesitados obtengan sus vacunas.