Fiscalía de Sonoma presenta 33 acusaciones contra PG&E por el incendio Kincade en 2019

La fiscalía presentó una nueva acusación criminal contra PG&E por el mayor incendio ocurrido en California en 2019, que dañó más de 300 edificios en el norte del estado

Fiscalía de Sonoma presenta 33 acusaciones contra PG&E por el incendio Kincade en 2019
Un edificio arde en un viñedo en Sonoma, California.
Foto: Archivo / JOSH EDELSON/AFP via Getty Images

Un fiscal de California presentó 33 acusaciones por delitos criminales el martes contra Pacific Gas & Electric por un incendio forestal impulsado por el viento en 2019 y y por el que culparon a la empresa de servicios públicos, acusándola por las lesiones sufridas por seis bomberos y por poner en peligro la salud pública debido a la contaminación de humo y cenizas, seg’un el reporte de The Associated Press.

La empresa PG&E negó haber cometido algún delito, aunque aceptó que su línea de transmisión provocó el desastroso incendio.

El fiscal de distrito del condado de Sonoma acusó a la empresa de servicios públicos de 5 delitos graves y 28 delitos menores en el incendio Kincade de octubre de 2019 al norte de San Francisco.

El incendio quemó más de 120 millas cuadradas (311 kilómetros cuadrados) y destruyó 374 edificios.

Entre los bomberos heridos se encontraba un recluso miembro de un equipo de bomberos y al menos dos contratistas de fuera del estado, uno de los cuales sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en las piernas y el torso.

Los bomberos dijeron que una línea de transmisión de PG&E provocó el incendio, que destruyó cientos de hogares y provocó la evacuación de casi 100,000 personas. Fue la evacuación más grande en la historia del condado, dijeron los fiscales, incluidas las ciudades enteras de Healdsburg, Windsor y Geyserville.

La empresa de servicios públicos dijo que no había visto el informe o la evidencia recopilada por los investigadores estatales de incendios, pero aceptará el hallazgo de que su línea de transmisión en el campo geotérmico Geysers al noreste de Geyserville causó el incendio “con el espíritu de trabajar para hacer lo correcto para las victimas.”

“Sin embargo, no creemos que haya habido ningún delito aquí”, dijo la empresa en un comunicado. “Seguimos comprometidos a hacerlo bien para todos los afectados y a trabajar para reducir aún más el riesgo de incendios forestales en nuestro sistema”.

La supuesta negligencia criminal de PG&E en el incendio forestal del condado de Sonoma en 2019, ocurrió mientras la compañía aún estaba sumida en una bancarrota provocada por una serie de incendios que causaron muertes y fueron causados por equipos de la empresa de servicios públicos durante 2017 y 2018.

El más letal de estos incendios ocurrió en el condado de Butte arrasó con todo el pueblo de Paradise en el incendio forestal más mortífero y destructivo en la historia registrada de California. Culminó cuando PG&E se declaró culpable de 84 cargos de homicidio involuntario en junio pasado.

Aunque el entonces director ejecutivo de PG&E, Bill Johnson, compareció ante el tribunal para declararse culpable ante algunas de las familias sobrevivientes del condado de Butte, nadie de la empresa fue a prisión. En cambio, la empresa pagó la multa máxima de $4 millones de dólares que le fue impuesta.

PG&E salió de la protección por quiebra poco después de esas declaraciones de culpabilidad, después de negociar una serie de acuerdos para cubrir los daños causados por su red deteriorada. Esos acuerdos incluyeron un fondo de $13.5 mil millones de dólares para las víctimas de incendios forestales que recientemente comenzó a distribuir parte del dinero para ayudar a las personas a reconstruir sus vidas.