Buscan que dinero de empresas tecnológicas no termine en paraísos fiscales

La propuesta que la Administración Biden ya ha lanzado a nivel interno se centra en evitar que las multinacionales utilicen sus filiales para pagar menos. El mecanismo consistiría en que los países donde se ubican las matrices de las multinacionales establezcan un tipo mínimo para todas sus rentas

Buscan que dinero de empresas tecnológicas no termine en paraísos fiscales
La idea de esta estrategia es que ninguna compañía multinacional deje de pagar la tasa de impuestos que se piensa establecer.
Foto: JOEL SAGET / Getty Images

Luego de que Estados Unidos propuso acordar un tipo mínimo del impuesto de las grandes sociedades empresariales, a nivel mundial se ha puesto el foco en las grandes multinacionales, sobre todo las tecnológicas.

Por lo anterior, algunos países intentan atraerlas  bajo el esquema de una baja tributación, entre las naciones interesadas destaca Irlanda e Hungría o los paraísos fiscales del Caribe.

Se busca poner un cerco a los esquemas de planificación fiscal agresiva desarrollados por algunas grandes empresas en los últimos años, propuesta que ha sido bien vista por la OCDE o la Comisión Europea y países como España o Francia.

Sin embargo, los expertos aseguran que de momento esta propuesta es todavía poco concreta y se desconocen sus implicaciones como sus posibles efectos.

La iniciativa de establecimiento de un tipo mínimo del impuesto de sociedades a nivel global ha sido retomada por la administración Biden que busca un alza tributaria del 21% al 28% para financiar sus planes de estímulo.

La propuesta estadounidense pasa por situar ese tipo mínimo mundial en el 21%, por encima del 12.5% que se barajaba en la OCDE, con el objetivo de limitar la deslocalización de filiales a paraísos fiscales.

Este umbral no afectaría a países como España, Francia o Alemania, que se sitúan por encima, pero sí a países europeos como Irlanda, su impuesto es del 12.5 %, o Hungría, que representa 9%, por lo que perderían su atractivo fiscal.

La propuesta que la Administración Biden ya ha lanzado a nivel interno se centra en evitar que las multinacionales utilicen sus filiales para pagar menos. El mecanismo consistiría en que los países donde se ubican las matrices de las multinacionales establezcan un tipo mínimo para todas sus rentas.

De manera que si alguna de sus filiales está radicada en un territorio de baja tributación y no alcanza el umbral, tendrá que pagar la diferencia en su sede fiscal.

A modo de ejemplo, si la filial irlandesa de Google o Facebook paga un tipo de sociedades del 12.5%, establecido en ese país, tendrá que abonar en Estados Unidos el 8.5% restante por los ingresos obtenidos en Irlanda hasta alcanzar el mínimo del 21%.

También te puede interesar: Biden detalló en el Congreso cómo incrementará los impuestos a los más ricos