El gobernador de Texas firma ley que permite comprar bebidas alcohólicas “para llevar” de manera permanente

Las medidas temporales para ayudar a las empresas durante la pandemia se han actualizado y este martes se anunció que fueron aprobadas luego de que Greg Abbott las firmara para ser permanentes

El gobernador de Texas firma ley que permite comprar bebidas alcohólicas “para llevar” de manera permanente
La cerveza se seguirá vendiendo a domicilio en Texas.
Foto: Tembela Bohle / Pexels

AUSTIN – En los primeros meses de la pandemia, restaurantes y bares en Texas tuvieron que cerrar sus puertas. El golpe económico fue devastador y para ayudarlos, el gobernador Greg Abbott aprobó una medida emergente que permitía a clientes comprar bebidas alcohólicas “para llevar”.

Meses de después y con la apertura del estado al cien por ciento, al mandatario se le hizo buena idea crear una nueva ley en Texas que permite que los clientes y las empresas disfruten de manera permanente la opción de bebidas alcohólicas a domicilio.

Las medidas temporales para ayudar a las empresas durante la pandemia de COVID-19 se han actualizado y este martes se anunció que fueron aprobadas luego de que Abbott las firmara para ser permanentes.

El cambio se produce como parte del Proyecto de Ley 1024 de la Cámara de Representantes, que fue aprobado por la Legislatura el 28 de abril y promulgado por el gobernador Abbott este 12 de mayo.

La ley, que entró en vigencia inmediatamente después de que fue firmada por el gobernador, autoriza a los titulares de permisos de bebidas mixtas y clubes privados a vender alcohol, incluidas bebidas mezcladas para que los clientes las lleven o se entreguen a domicilio, siempre que cumplan con los requisitos de la ley.

Algunos otros titulares de permisos, como los minoristas de vino y cerveza, ya tenían autoridad para vender alcohol para llevar.

“Esta nueva ley ayudará a las empresas a mantener sus puertas abiertas y garantizará que los texanos mantengan sus trabajos”, dijo el director ejecutivo de TABC, Bentley Nettles.

Según la nueva ley, los titulares de permisos de bebidas mixtas y clubes privados pueden: