4 millones de estadounidenses perderán beneficios de desempleo el 12 de junio

Uno de cada cuatro trabajadores estadounidenses que están desempleados perderá anticipadamente sus beneficios por desempleo en 25 estados, la mayoría gobernada por republicanos

El impacto directo a los beneficiarios no se ha medido aún, pero se los expertos sugieren que no sólo afectará a quienes reciben los apoyos, también a las tiendas minoristas.
El impacto directo a los beneficiarios no se ha medido aún, pero se los expertos sugieren que no sólo afectará a quienes reciben los apoyos, también a las tiendas minoristas.
Foto: Pexels

Desde el mes pasado diversos gobernadores republicanos advirtieron que suprimirían los apoyos federales por desempleo en sus estados con el fin de presionar a sus ciudadanos a conseguir una fuente laboral y así no depender de los apoyos como ingresos principales.

Los apoyos federales por desempleo representaba una ayuda semanal de $300 dólares a los beneficiados, esta ayuda era independiente a la que perciben por estado, lo que representaba un apoyo global semanal de $600 dólares netos. De acuerdo con los republicanos esta cifra esa muy alta.

Ante esto, los gobernadores optaron por cortar con los apoyos federales, pues con base a las cifras presentadas de creación de empleo correspondientes a abril por parte del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, los ciudadanos no estaban poniendo de su parte para llenar las vacantes disponibles en diversos rubros.

Basados en los posicionamientos de los gobernadores que cortarán los apoyos por desempleo, Andy Stettner, experto laboral de la Century Foundation, dijo a CBS que uno de cada 4 trabajadores estadounidenses que están desempleados “perderá sus beneficios anticipadamente debido a las acciones de estos 25 estados”.

Andy Stettner aseguró que dicho movimiento equivale a unos cuatro millones de trabajadores que enfrentan el fin de la totalidad o la mayor parte de su ayuda por desempleo. Este segmento de la población únicamente tienen una semana más de ayuda por desempleo, en caso de que no tengan un trabajo quedarán sin ingresos.

Pero los beneficiarios de los apoyos no únicamente serán los afectados por esta decisión de acuerdo con los expertos, ya que tomando en cuenta que las personas que reciben el estímulo por desempleo no tienen otros ingresos el dinero que se les proporciona, en la mayoría de los casos, es ocupado para comprar productos básicos.

Por tal motivo, puede que haya un impacto negativo en las ventas de tiendas minoristas, en especial donde venden comida y productos esenciales, en los 25 estados donde se están recortando los apoyos y puede también que tenga un impacto en otras áreas del comercio por tal motivo la decisión tomada por los gobernadores republicanos quizá no sea tan benéfica.

En contraste a estas medidas, la Reserva Federal de San Francisco publicó a principio de semana que la postura de suprimir la ayuda para combatir la escasez de trabajadores y estimular la contratación no es una solución, ya que los beneficios de desempleo adicionales no impiden que los  estadounidenses acepten nuevos trabajos.

La FED externó que los beneficios no son  suficientes para reemplazar las bondades que todo ciudadano puede tener al estar empleado, por lo que a largo plazo no sería rentable. Pese a esto, las ayudas por desempleo sí pueden ser un respiro para quienes no tienen una fuente de ingreso en lo que regresan a la fuerza laboral.

También te puede interesar: Estudio asegura que eliminar ayudas por desempleo no ayudará a cubrir vacantes