Evasión fiscal de millonarios en EE.UU.: los republicanos, contra el IRS luego de la filtración de datos en informe de ProPublica

Los republicanos han asegurado que lo divulgado puede repercutir en que los contribuyentes pierdan confianza en la labor que realiza el IRS. Instaron a las agencias federales hacer una investigación para saber cómo se filtró la información

Los republicanos han alzado la voz públicamente ante lo ocurrido, su postura puede detener posibles acuerdos con los demócratas.
Los republicanos han alzado la voz públicamente ante lo ocurrido, su postura puede detener posibles acuerdos con los demócratas.
Foto: Lou Correa / Cortesía

Los republicanos no están contentos con el Servicio de Impuestos Internos (IRS) luego de que se diera a conocer el informe ProPublica, el cual da a conocer los registros fiscales confidenciales de los estadounidenses más ricos, quienes, en muchos casos, han evadido sus obligaciones tributarias o no han pagado lo justo. Este tema ha sido uno de los principales temas de la agenda BIden, pues el gobierno busca los mecanismos legales para que no se evadan impuestos.

Por lo anterior, los demócratas y la Casa Blanca han empujado mecanismos para enfrentar la evasión fiscal, entre ellos la propuesta de ley del Plan de Infraestructura, el cual busca ser financiado con el dinero recaudado de los más ricos y de las grandes corporaciones que operan a lo largo y ancho del país. Pero los opositores se han resistido a ceder para que esto sea posible a pesar de que la estrategia podría beneficiar a millones de estadounidenses.

Tras lo ocurrido con el informe de ProPublica, los legisladores opositores no sólo pueden  reforzar su resistencia a que eventualmente se haga un mayor cobro de impuestos a los más ricos, pues ya están alzando la voz, pues aseguran que lo sucedido socava la capacidad de los contribuyentes para tener confianza en le IRS por el hecho de que se hizo pública dicha información, la cual no es autorizada para su difusión.

La postura republicana no es sorprendente, ya que de forma pública han externado que no están de acuerdo con una eventual alza de impuestos a quienes tienen mayor riqueza. Aseguran que de haber un alza en la tasa impositiva las grandes corporaciones podrían perder competitividad, así como también se perderían empleos por lo que lo acontecido sólo está refuerza la división entre demócratas y republicanos.

De acuerdo con The Hill, el legislador Kevin Brady, miembro republicano del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, externó que lo acontecido con la divulgación del informe ProPublica “es un asombroso abuso de confianza que debería preocupar mucho a los contribuyentes”, en su declaración el republicano no detalla si afectará únicamente a los más adinerados o a todos los ciudadanos en general.

Pese a la postura de Kevin Brady, el informe de ProPublica únicamente detalla que algunos multimillonarios como Jeff Bezos y Elon Musk en en ciertos años han pagado una cantidad mínima de impuesto federal sobre la renta, incluso se expone que en ocasiones no realizaron dicho pago ante el Servicio de Impuestos Internos.

ProPublica también encontró que los estadounidenses más ricos pagaban pocos impuestos anuales en comparación con sus ganancias de riqueza, lo que está causando un déficit tributario para Estados Unidos. Lo dado a conocer refuerza la idea de la administración Biden para que desde el Congreso se dé una reforma fiscal.

A pesar de las revelaciones y del impacto que ha causado en la clase política y en la sociedad estadounidense, los republicanos ya han pedido que las agencias federales competentes se encarguen de investigar el tema, pues aseguran que esto fue posible por medio de una filtración, lo cual es ilegal con base en las leyes vigentes.

Los republicanos  integrantes del Comité de Finanzas del Senado en una carta enviada al Inspector General del Tesoro para la Administración Tributaria expusieron que lo ocurrido “es preocupante a la luz de la propuesta de la administración de proporcionar al IRS una cantidad masiva de fondos destinados a la recopilación de información privada y personal de estadounidenses sobre sus cuentas corrientes y de ahorro”.

El presupuesto al que alude al grupo parlamentario opositor que se le otorga al IRS desde el Congreso permitirá que este órgano del gobierno federal tenga las herramientas necesarias para poder hacer los cobros correspondientes a los más ricos y con ello se evite que por medio de abogados los contribuyentes evadan sus obligaciones fiscales. El tema de los impuestos a los más adinerados ha generado tensiones en las dos cámara del Congreso.

También te puede interesar: Republicanos aseguran que el diálogo con Biden para aprobar el Plan de Infraestructura colapsó