Ellos son los diputados que pelearán por leyes para los migrantes mexicanos

Diez serán los diputados en la historia de México que lograron hacerse de una curul en la Cámara de Diputados gracias a una Acción Afirmativa que, a través del Instituto Nacional Electoral (INE), obligó a los partidos políticos a poner en sus listas a candidatos migrantes en sus listas de representación proporcional.

Ellos son los diputados que pelearán por leyes para los migrantes mexicanos
Elvia Martínez Cosío fue suplente de Libier González en la anterior legislatura.
Foto: Elvia Martínez / Cortesía

MEXICO.- En su mayoría han sido activistas de lucha para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos en Estados Unidos. Algunos más politizados; otros, enfocados en la educación y la cultura; desde trincheras financieras o causas femeninas; creadores de organizaciones comunitarias o más en solitario; un campesino colmilludo, dos políticos vivillos que se colaron como “fake” migrantes y dos mujeres absolutamente desconocidas.

Se trata de los primeros 10 diputados en la historia de México que lograron hacerse de una curul en la Cámara de Diputados gracias a una Acción Afirmativa que a través del Instituto Nacional Electoral (INE) obligó a los partidos políticos a poner en sus listas a candidatos migrantes en sus listas de representación proporcional y así garantizar los derechos políticos de esta comunidad.

Después del conteo de votos por distritos y a pesar de que aún están por resolverse las impugnaciones de dos panistas cuyas carreras los delatan más en México que en el exterior, los migrantes tienen a sus legisladores electos en espera de la constancia del INE (a más tardar el próximo 26 de julio) tras una lucha de décadas, ¿quiénes son?

Aquí los presentamos por orden alfabético en el apellido. Al final, los más controvertidos al ser acusados de falsos migrantes usurpadores o por su opacidad.

Maximiano Barbosa Llamas (Morena)

El líder de la organización campesina “El Barzón” que surgió en los años 90 para protestar por la cartera vencida que provocaron las políticas públicas se convirtió en un migrante obligado. Después de dar batalla con protestas, demandas y de convertirse en un brazo político de izquierda, la organización tomó fuerza, su líder se volvió diputado (por el PRD en 1997) y luego fue blanco de un atentado junto con su hijo.

Maximiano Barbosa Llamas (al centro) apoya abiertamente al presidente Andrés Manuel López Obrador.
Maximiano Barbosa Llamas (al centro) apoya abiertamente al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Barbosa huyó a EU en 2009 donde trabajó como fumigador de naranjas y toronjas y aprendió tácticas y técnicas del campo durante una década que buscará implementar aquí o enlazarlas allá, tal y como lo dijo en entrevistas públicas en enero de 2019 cuando reconoció que su regreso de Texas se lo debía al triunfo de Andrés Manuel López Obrador, con quien se sentía más seguro.

Elvia Martínez (Movimiento Ciudadano)

Esta Jalisciense oriunda de Ameca es resultado de la lucha política de los migrantes en el exterior por el reconocimiento de sus derechos, un movimiento que tiene su epicentro en Chicago.

“Allá han sido los más grillos, más entrones con las cuestiones comunitarias durante décadas y muy enfocados en el tema político por lo que ahora están viendo los resultados”, advierte Juan Carlos Guerrero, presidente del Consejo de Desarrollo Binacional y uno de los principales impugnadores de los fake migrantes.

Madre de tres muchachos, Elvia Martínez emigró hace 25 años cuando su marido murió en un accidente de coche en el que viajaban él, ella y los hijos. El murió automáticamente, una de las niñas quedó en coma dos semanas y del niño se dijo que no iba a caminar. Frente a ese panorama y en medio de una depresión huyó a EEUU.

Hoy su muchacho es ingeniero y las mujeres, una arquitecto y la otra mercadóloga. “El tema de la educación es  muy importante para salir adelante”, dice a este diario.

A Chicago Elvia Martínez llegó con una prima, trabajó en una panadería por las noches y ahí le vendía burritos a los gringos. Tuvo negocios, hizo una maestría en migración internacional y hace años que trabaja en el Departamento de Salud y Servicios de Familia del Estado de  Illinois para ayudar a personas de la tercera edad.

A la par, tiene una organización civil (Reintegrate Consulting Training and Couching) para capacitación educativa a migrantes y se autodefine como “mujer migrante, líder silenciosa, mujer grandiosa”.

Mario Alberto Torres Escudero (Morena)

Oriundo del estado de Veracruz, es el único representante que tendrán los migrantes de California en el congreso federal mexicano. Nació en Coatzacoalcos, pero se fue a los 28 años para estudiar una maestría en Administración de Empresas en la UCLA y allá se quedó hace tres lustros, allá se enganchó a Morena. “Soy militante, así como hay muchos seguidores de Morena allá”, dice en entrevista con este diario.

En la región de Los Ángeles, Mario Alberto Torre ha sido agente de bienes raíces y a apoyado a dar soluciones financieras y personales como préstamos de banco para vivienda. Por su perfil, dice, cree en empujar leyes para mejorar la educación financiera de los migrantes en EE. UU. y a empujar más la creación de empresas de mexicanos y empoderarlos.

Manuel Alejandro Robles Gómez (Morena)

Exdiputado en la Ciudad de México por el PRD, Robles Gómez es otro migrante por persecución política. Fue

acusado de robo con violencia por el senador Mauricio Toledo. La Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió una recomendación a la procuraduría local por conducirse con ilegalidad para hacer la carpeta de investigación y finalmente fue exonerado.

Así pudo regresar de Canadá, donde había solicitado asilo para evitar su captura. Su experiencia sobre la migración no está en Estados Unidos, pero cuenta con la asesoría de Jorge Mújica, quien quedó como suplente. Mújica es un líder reconocido en Chicago y asegura este diario que con el titular hará “un equipo” porque Robles Gómez sabe más del proceso legislativo en México y él de las necesidades en EE. UU. de la comunidad migrante.

El tema del seguro médico para los mexicanos en EE. UU. es una propuesta. “Pero ya todas las propuestas se han hecho previamente, ahora es cuestión de desempolvarlas”, dice.

Nora Elva Oranday (PAN)

Licenciada en Letras Españolas por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, esta Coahuilense emigró a EE. UU. en los años 90 para mejorar su inglés. Había trabajado en el periódico el Norte (del mismo dueño que Reforma) y creyó importante mejorar el idioma. Se instaló en Chicago, hizo radio y creó sus propios negocios, cuenta en entrevista con este radio.

Al centro Nora Oranday con el senador estadounidense de origen mexicano Chuy García
Al centro Nora Oranday con el senador estadounidense de origen mexicano Chuy García (Foto: Cortesía Gardenia Mendoza).

Como líder comunitaria se ha preocupado más por el fomento a la cultura, afirma. Primero en el Instituto Mexicano de Cultura y Educación y luego en el IME. “No he sido consejera, pero en mi oficina se han gestado muchos proyectos e ideas de apoyo a la comunidad como las plazas comunitarias que han ayudado a terminar secundaria y preparatoria a muchos migrantes”.

Originalmente el PAN propuso a la diputada Karla Osuna, pero, como ésta fue impugnada por no ser una migrante con el perfil, quedó en su lugar Nora Elva.

Los polémicos

Aunque quedaron como ganadores en las listas plurinominales, Eliseo Compean Fernández y Jorge Ernesto Inzunza Armas fueron impugnados porque sus carreras políticas distan mucho de la experiencia migratoria. El primero es actualmente el líder del PAN en el Estado de México y el segundo no ha hecho otra cosa que saltar de puesto en puesto en Chihuahua, en el último hasta hace poco fue presidente municipal de Delicias.

En situación similar, aunque no ha sido impugnada está Alma Griselda Medina, de Morena, cuya experiencia en el tema se resume a haber sido ex directora de Gestión Social y Atención al Migrante, pero, el resto de su carrera está más fincada en México.

Finalmente, habrá dos legisladoras que arrancarán desde la opacidad total. Sus redes sociales son prácticamente desconocidas o no cuentan con ellas; no responden correos ni teléfonos y se conducen con total sigilio, lejos de cámaras y entrevistas, con perfiles inciertos, taciturnos:  Olga Leticia Chávez, de Morena y  María Elena Serrano Maldonado, del PRI.

Seguir Leyendo: Desplazados mexicanos, ¡van a pedir asilo a las puertas de EE.UU.!