Stefanía de Aranda, esposa de Emir Pabón, saldrá del hospital tras aparatoso accidente automovilístico

Stefanía de Aranda recuerda entre lágrimas el accidente automovilístico que sufrió el pasado 11 de junio en una carretera de Houston, Texas

Emir Pabón y su esposa, Stefanía de Aranda.
Emir Pabón y su esposa, Stefanía de Aranda.
Foto: Mezcalent

A casi tres semanas de sufrir un aparatoso accidente, Stefanía de Aranda, esposa del cantante Emir Pabón, ya se encuentra fuera de peligro y en espera de recibir el alta médica que le permita regresar a su casa.

Así lo confirmó durante una entrevista con el programa ‘Ventaneando’, en donde compartió algunos detalles de su recuperación y del accidente que estuvo a punto de convertirse en una verdadera tragedia.

Estoy muy contenta, muy agradecida con Dios de que estoy bien, de que Dios me hizo el milagro a mi bebé y a mí de estar vivos, de que pasamos unas semanas muy difíciles, fue muy duro todo esto”, dijo la conductora entre lágrimas.

Contenta porque todas las oraciones fueron escuchadas, dijo estar muy agradecida de haber recibido una segunda oportunidad de vida y porque finalmente logró levantarse de la cama después de casi tres semanas de estar en el hospital en el que fue sometida a una operación el alto riesgo.

“He pasado por muchas cosas, me hicieron un cateterismo, estaba muy nerviosa por eso, por la fractura que tuve en la pierna, me decían que un coágulo de grasa se me había ido al pulmón, yo no podía respirar. Fue un milagro”.

Aunque el percance que tuvo lugar en una carretera de Houston Texas, el pasado 11 de junio tuvo graves consecuencias para su salud, por fortuna el bebé que espera se encuentra en perfecto estado de salud.

“Todo me dolía, me dolían mucho las piernas, la cabeza. Lo único que no me dolía era el vientre, mi bebé siempre ha estado bien”.

Recordó que estaba muy asustada, ya que cuando ocurrió el accidente venía hablando con su mamá por WhatsApp: “Cuando desperté, no sé si lo hice yo sola o los paramédicos, pero de inmediato le hablé a mi mamá. Le dije: ‘tuve un accidente, no sé dónde estoy’, como que no me acordaba y fue ella la que me dijo: ‘¿cómo está el bebé?’, y yo: ‘¿qué bebé?’, y me dice ‘Stefanía, estás embarazada, tienes seis meses’“, explicó.

Añadió que, debido al shock no recordaba que estaba embarazada: “Me acuerdo que me puse a gritar, a decirles que tuvieran cuidado con lo que me daban porque estaba esperando un bebé“. Asimismo destacó que desde que abordaron el taxi, hubo algo que no les pareció.

“Estaba viendo hacia la ventana y empiezo a ver cómo el chofer choca justo de mi lado contra el muro de contención. Yo le empecé a decir: ‘estoy embarazada por favor no manejes de esa manera’. Pensé que se estaba quedando dormido, pero cuando veo por el retrovisor estaba con los ojos completamente abiertos”, añade.

De Aranda confirmó que será dada de alta en los próximos días, por ahora se enfoca en continuar con una serie de terapias de rehabilitación ya que finalmente se pudo levantar; aunque aún tiene dolor en una rodilla debido a que ahí también tuvo una fractura.

La pareja que viajó a Houston para recibir la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19, ya piensa en tomar acciones legales en contra de la plataforma de taxis y el chofer, quien resultó completamente ileso, dejando todo en manos de las autoridades en espera de que se haga justicia.