Avanza reforma de ciudadanía para indocumentados en el Congreso

El proyecto económico de $3.5 billones de dólares acordado entre demócratas contempla un proceso que abre el camino a la naturalización de no-ciudadanos; falta definir cuál de las propuestas será impulsada sin apoyo de republicanos

Los 'dreamers' serían algunos de los inmigrantes beneficiados con una reforma migratoria.
Los 'dreamers' serían algunos de los inmigrantes beneficiados con una reforma migratoria.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

Los senadores Bernie Sanders (Vermont) y Bob Menéndez (Nueva Jersey) confirmaron que el proyecto de $3.5 billones de dólares que acordaron los demócratas en el Senado contempla una ruta para aprobar la reforma migratoria, aunque ésta podría ser limitada.

Los demócratas contemplan un camino hacia la ciudadanía para los ‘dreamers’, los inmigrantes con Estatus de Protección Temporal (TPS) y aquellos que son empleados esenciales, como los trabajadores agrícolas.

Menéndez dijo a MSNBC que habia una partida de $120,000 millones de dólares para el proceso que daría ciudadanía a millones de indocumentados, pero no precisó cuál de las cuatro reformas que los demócratas impulsan sería la que tomen en cuenta.

“Serían $120,000 millones de dólares para temas relacionados con la inmigración”, indicó.

Sin embargo, los demócratas coinciden con un plan para beneficiarios de DACA, gente con TPS y empleados agrícolas, por lo que se estima que serían unos cinco millones de indocumentados los beneficiados con esa reforma.

La aprobación de los fondos deberá estar justificada, por lo que se espera que los demócratas tomen en cuenta un reporte del Center for American Progress (CAP) en colaboración con el Centro de Migración Global de la Universidad de California, Davis (UC Davis), que ha sido mencionado por los representantes Joaquín Castro (Texas) y Raúl Ruiz (Calfornia).

En ese sentido, el plan sobre “trabajadores esenciales” es una reforma que integra a más de cinco millones de indocumentados, según cifras del Congreso e impulsaría el PIB a $989,000 millones en 10 años y crearía 203,200 nuevos empleos.

El incremento salarial en cinco años sería el mismo que en los escenarios previos, pero en diez años alcanzaría los $11,800 dólares, además de que el salario para todos los demás trabajadores estadounidenses aumentaría en $300 dólares anuales.

A pesar de esos planes, organizaciones civiles confían en que el proyecto sea más amplio y se logre el camino a la ciudadanía para casi 11 millones de indocumentados, por lo que una coalición de 18 organizaciones con alcance en los 50 estados lanzaron la campaña “Ready To Stay” (“Listos para quedarse”), a fin de orientas a inmigrantes acceder a los servicios legales para obtener una “green card”.

“Con el Congreso y la Casa Blanca trabajando hacia medidas de ciudadanía y legalización a gran escala, esta campaña está creando la infraestructura para ayudar a millones a obtener protección e inscribirse en programas que conducirán a la ciudadanía eventual”, dice la coalición.

Los activistas destacan los actuales beneficios para inmigrantes, pero que tienen altas expectativas sobre un avance significativos en el Congreso, a través del proceso de Reconciliación, el cual no necesitaría el respaldo de republicanos.

“La coalición ‘Ready to Stay’ tiene grandes expectativas de que el Congreso y la Administración Biden finalmente logren un camino hacia la ciudadanía para los 10.5 millones de inmigrantes indocumentados que han vivido y trabajado en este país, que es su hogar”, indican.