Quienes siguen una dieta mediterránea tienen menores posibilidades de contraer COVID-19 o de sufrirlo levemente, según investigación

Las personas que comen una mayor cantidad de alimentos de origen vegetal, cereales integrales y pescado azul tienen menos riesgo probabilidades de desarrollar COVID-19 o de enfermar gravemente, revela un importante estudio

Quienes siguen una dieta mediterránea tienen menores posibilidades de contraer COVID-19 o de sufrirlo levemente, según investigación
Las personas con una dieta de la más alta calidad han mostrado menos de probabilidades de desarrollar COVID-19.
Foto: Valeria Boltneva / Pexels

Seguir un plan de alimentación saludable y de calidad como la dieta mediterránea se ha relacionado con un menor riesgo de COVID-19 o de enfermar gravemente con la infección, según un nuevo estudio realizado por investigadores de Harvard, King’s College London y la compañía de investigación ZOE.

Los investigadores analizaron los datos sobre la dieta de 600,000 participantes adultos en el Reino Unido y Estados Unidos, fueron mapeados con los síntomas de COVID y pruebas positivas informadas en la aplicación COVID Symptom Study.

En el estudio se descubrió que las personas que consumían la dieta de la más alta calidad tenían alrededor de un 10% menos de probabilidades de desarrollar COVID-19 que aquellas con la dieta de menor calidad, y un 40% menos de probabilidades de enfermarse gravemente si desarrollaban COVID-19.

“Las dietas con puntajes de alta calidad contienen una mayor cantidad de alimentos de origen vegetal como frutas, verduras, cereales integrales y pescado azul, y menos alimentos procesados ​​y carbohidratos refinados”, se afirma la presentación de los resultados del estudio.

La inflamación podría ser la clave de la relación entre la dieta y el COVID-19

Los investigadores del estudio señalan que aún no saben exactamente cómo es que la dieta ayuda a reducir el riesgo de COVID-19, pero la inflamación puede estar jugando un papel importante, según uno de los líderes del estudio, el Dr. Andrew Chan MD, jefe de la unidad de epidemiología clínica en el Hospital General de Massachusetts y profesor de la Facultad de Medicina de Harvard.

El estudio encontró que las personas que siguen una dieta de mayor calidad también tienen microbiota saludable. Los que también está relacionado con una mejores resultados de salud, como una reducción de la inflamación, de grasa corporal, así como mejores niveles de grasa y azúcar en la sangre.

Según la investigación la asociación entre la dieta caracterizada por alimentos saludables de origen vegetal y la gravedad de COVID-19 es más evidente entre las personas que viven en áreas con mayores privaciones socioeconómicas. “Las personas que viven en vecindarios de bajos ingresos y que tienen la dieta de menor calidad tienen un 25% más de riesgo de COVID-19”.

Los hallazgos del estudio concluyen que comer una dieta rica en plantas y “amigable con el intestino” se asocia con un menor riesgo de COVID-19.

Dieta mediterránea

De acuerdo a Harvard Health, la dieta mediterránea tiene integra los vegetales de manera abundante, incluyendo frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos y legumbres, alimentos que se procesan mínimamente. La principal fuente de grasa es el aceite de oliva. El queso y el yogur se consumen diariamente pero en cantidades bajas a moderadas. El pescado se consume varias veces a la semana, también se incluyen aves mientras que las carnes rojas se comen muy poco.

Te puede interesar: