Filtro de gasolina: cuáles son las ventajas de cambiarlo periódicamente

Aunque otras partes del sistema de inyección reciban más atención, el mantenimiento del filtro de gasolina es esencial para garantizar el buen funcionamiento del motor

A pesar de no aparentarlo, cada mezcla de gasolina contiene residuos que pueden afectar el funcionamiento del motor.
A pesar de no aparentarlo, cada mezcla de gasolina contiene residuos que pueden afectar el funcionamiento del motor.
Foto: Pixabay

Aunque muchas personas se decidan por lavar el tanque de gasolina para evitar que el motor tenga contacto con la suciedad o los residuos que se depositan en él, lo cierto es que no vale de nada si no se considera limpiar o reemplazar el filtro de combustible. Esta pieza, que interviene en el proceso de inyección de gasolina, tiene la difícil tarea de retener una gran cantidad de residuos que provienen no solo del tanque, como muchos creen, sino también de la mezcla de combustible que contienen las estaciones de servicio, la cual también suele ser muy sucia para el motor.

Cuando la bomba de gasolina succiona esa mezcla, el filtro de gasolina hace su trabajo para que el combustible llegue lo más limpio posible a los inyectores, que son pequeñas válvulas que se encargan de atomizar el combustible dentro de la cámara de combustión. Si el filtro de gasolina se encuentra muy sucio o necesita un reemplazo es muy probable que se obstruyan los inyectores, pero también que empiecen a aparecer una serie de síntomas relacionados con el desgaste progresivo del motor a causa de la suciedad que recibe:

1. Disminución del rendimiento de combustibleun síntoma que también se presenta cuando se presenta una fuga en el tanque de gasolina.

2. Pérdida de potencia o disminución de capacidad de aceleración.

3. Las fallas en el arranque del auto suelen ser otro indicador de un filtro obstruido o sucio.

4. Cuando el filtro está sucio, pueden presentarse muchos ruidos originados en el motor. Este problema suele ser mucho más notable a ralentí o cuando recién se enciende el auto.

5. A bajas revoluciones o a ralentí, el auto se apaga.

No hace falta esperar a que aparezcan estos síntomas para limpiar o sustituir el filtro de gasolina. Esta labor debe llevarse a cabo cada cierto tiempo, respectando las recomendaciones de mantenimiento que hace el fabricante y, en la medida de lo posible, llevando el auto con un experto para que lo haga correctamente. Cuando se descuida el mantenimiento de esta pieza, lo que sigue a continuación es el deterioro del motor, un proceso que acentuará los síntomas asociados con la suciedad hasta causar daños graves. Los residuos pueden invadir los entornos en los que se desempeñan las partes móviles y contribuir con su desgaste, haciendo que el auto brinde un pésimo desempeño.

También te puede interesar: General Motors planea construir dos plantas adicionales para fabricar baterías de autos eléctricos