Dos adolescentes de Florida fueron acusados de planear una masacre en su escuela

Los dos estudiantes fueron acusados de planear una masacre estilo Columbine en una escuela del condado de Lee

Dos adolescentes de Florida fueron acusados de planear una masacre en su escuela
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE

MIAMI – Dos adolescentes de 13 y 14 años fueron arrestados este jueves y acusados de conspirar para perpetrar un tiroteo masivo en una escuela del condado Lee, en el suroeste de Florida.

Conner Pruitt y Phillip Byrd, alumnos del Harns Marsh Middle School, fueron detenidos después de que otro estudiante del colegio dijera a un profesor que sospechaba que un chico llevaba una pistola en su mochila, señaló hoy en rueda de prensa Carmine Marceno, Sheriff del condado de Lee.

Si bien no se encontró ningún arma en la mochila del muchacho de octavo grado, sí hallaron un mapa del colegio en el que se detallaba la ubicación de todas las cámaras de seguridad, agregó Marceno.

Durante la investigación, los detectives de la Policía del citado condado identificaron a dos estudiantes involucrados en la supuesta trama para cometer una matanza en este colegio.

Descubrieron, además, que los dos chicos estaban interesados en la masacre de Columbine, una masacre en una escuela de Colorado que en 1999 dejó 15 muertos, incluidos los dos perpetradores, y 24 heridos.

El alguacil indicó que Pruitt y Byrd estaban tratando de aprender cómo construir dispositivos explosivos como bombas de tubo (bombas de tubería) y cómo comprar armas de fuego en el mercado negro.

En el registro que se realizó en las casas de los dos adolescentes, los detectives encontraron una pistola y varios cuchillos. Ambos serán acusados formalmente de “conspiración para cometer un tiroteo masivo”, señaló.

“Esta podría haber sido la próxima masacre de Parkland (…) y estábamos a un segundo de (otro) Columbine aquí”, subrayó Marceno, quien se mostró convencido de que la acción rápida de los agentes evitó que se produjera un “acto muy violento y peligroso”.

El 14 de febrero de 2018, Nikolas Cruz, hoy de 22 años, confesó a la policía haber disparado con un fusil de asalto AR-15 a quienes encontró a su paso en el instituto Marjory Stoneman Douglas, de Parkland, al norte de Miami, una matanza que se cobró 17 vidas.

La Fiscalía va a pedir la pena capital para el joven y la defensa ha dicho repetidamente que Cruz está dispuesto a declararse culpable para ser condenado a cadena perpetua y no a muerte.