Estados Unidos detiene a todos los jefes del clan Colombo de la Mafia de NY

El jefe de la familia del crimen de Colombo, el subjefe, el consigliere y los capitanes fueron acusados de extorsión laboral, extorsión y lavado de dinero, dijeron los fiscales

Agentes del FBI participaron en la investigación y captura del clan Colombo..
Agentes del FBI participaron en la investigación y captura del clan Colombo..
Foto: Mark Wilson / Getty Images

La Oficina del Fiscal del Distrito Este de Nueva York anunció la detención de prácticamente toda la cúpula del clan mafioso de los Colombo, al que acusan de extorsionar durante dos décadas a un sindicato de trabajadores de la construcción.

El martes, 11 miembros de la jefatura y varios asociados de la familia criminal Colombo, incluido todo el liderazgo del clan de la mafia, fueron acusados en un caso de extorsión laboral presentado por la oficina del fiscal de Estados Unidos en Brooklyn.

Todos menos dos de los hombres fueron arrestados el martes por la mañana en Nueva York y Nueva Jersey, dijeron los fiscales. Otro fue entregado a las autoridades el martes; otro acusado, identificado como el consigliere de la familia, seguía prófugo, dijeron los fiscales.

La Fiscalía Federal del Distrito Este de Nueva York desveló la imputación de un total de catorce personas, entre ellos diez miembros o colaboradores de los Colombo -incluido su jefe- y de un miembro de los Bonanno, dos de las grandes familias de La Cosa Nostra neoyorquina.

Entre los detenidos está Andrew “Mush” Russo, de 87 años y el jefe de los Colombo; Benjamin “Benji” Castellazzo, su número dos; y varios “capitanes” y “soldados” del grupo mafioso.

Ralph DiMatteo, el “consigliere” del clan, es el único acusado que por ahora permanece a la fuga.

Las autoridades acusan a los presuntos mafiosos de extorsión, conspiración, blanqueo de dinero, tráfico de drogas o fraude, entre otros delitos.

Según los fiscales, los Colombo operaban desde hace unos veinte años una trama para extorsionar a la dirección de un sindicato de la construcción para que tomase decisiones en favor de sus negocios y quedarse con parte de sus salarios.

Los presuntos criminales usaban para ello amenazas diversas; por ejemplo, la Fiscalía destaca una llamada grabada el pasado junio en la que uno de los acusados amenazó con asesinar a un líder sindical si no cumplía con sus exigencias.

“Todo lo que alegamos en esta investigación prueba que la historia se repite. El soporte de las familias criminales de Nueva York está vivo y coleando. Estos soldados, consiglieres, subjefes y jefes claramente no son estudiantes de historia y no parecen entender que vamos a pillarlos”, señaló el subdirector de la oficina del FBI en Nueva York, Michael Driscoll.