A Estados Unidos le faltarían 5.24 millones de viviendas para familias

Entre enero de 2012 y junio de 2021 más de 12.3 millones de personas buscaron un nuevo hogar, pero sólo fueron construidos 7 millones de nuevas viviendas durante ese periodo

La construcción de viviendas en Estados Unidos se está llevando a un ritmo más lento desde 1995.
La construcción de viviendas en Estados Unidos se está llevando a un ritmo más lento desde 1995.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Cualquiera que busque una vivienda hoy en día sabe muy bien que las opciones son escasas. La oferta de viviendas para venta en Estados Unidos está cerca de alcanzar un mínimo histórico.

En Estados Unidos faltan 5.24 millones de viviendas, lo que supone un aumento de 1.4 millones respecto a la brecha de 2019, que era de 3.84 millones, según un nuevo estudio elaborado por el sitio inmobiliario Realtor.com.

El Censo de Estados Unidos encontró que más de 12.3 millones de personas buscaron un nuevo hogar desde enero de 2012 hasta junio de 2021, pero solo se construyeron 7 millones de nuevas viviendas unifamiliares durante ese tiempo.

Relacionado: Guadalajara es la ciudad con mayor dificultad para acceder a una vivienda en toda Latinoamérica

La construcción de viviendas ha sufrido una grave escasez de mano de obra que comenzó mucho antes de la pandemia, pero que se agravó con ella

Las interrupciones en la cadena de suministro durante el último año han hecho subir los precios de los materiales de construcción, y como la demanda inducida por la pandemia se ha disparado, también lo han hecho los precios del suelo.

Aunque la construcción de nuevos hogares ha sido más lenta que desde antes de la pandemia, se espera que los constructores dupliquen su reciente ritmo de producción de nuevas viviendas para cerrar la brecha en un periodo de cinco o seis años, según el estudio. 

“La pandemia ha exacerbado la escasez de viviendas en Estados Unidos, pero los datos muestran que la creación de hogares superó a la construcción de nuevas viviendas mucho antes de la llegada de la COVID-19. En otras palabras, la oferta de nuevas viviendas no ha satisfecho la demanda”, dijo Danielle Hale, economista jefe de Realtor. 

Relacionado: Las mujeres hispanas y afroamericanos son los grupos que más sufren por casos de desalojo al no poder pagar el alquiler

Debido a la escasez, los precios de las viviendas nuevas y de las ya existentes están aumentando al máximo. Las casas con un valor medio de $300,000 dólares son consideradas asequibles, y representan el 32% de las ventas de los constructores de viviendas en la primera mitad de 2021, frente al 43% en el mismo período en 2018.

Te podrá interesar: