Cuatro adolescentes en Pensilvania fueron acusados por planear un tiroteo escolar similar al de Columbine

Los acusados planeaban realizar un atentado con armas y explosivos en 2024, cuando se cumplirán 25 años del tiroteo en Columbine

Cuatro adolescentes fueron acusados este lunes por intentar realizar un atentado en el 25 aniversario del tiroteo de Columbine.
Cuatro adolescentes fueron acusados este lunes por intentar realizar un atentado en el 25 aniversario del tiroteo de Columbine.
Foto: Página de Facebook de la escuela Dunmore / Cortesía

Dos adolescentes de 15 años fueron acusados este lunes como adultos y otros dos como menores de edad luego de que fueran descubiertos planeando un tiroteo escolar en Pensilvania para el 25 aniversario de los sucesos ocurridos en una secundaria de Columbine.

Según la policía, los estudiantes de Pensilvania estaban “obsesionados” con la tragedia ocurrida hace 21 años, por lo que querían realizar su propio ataque en 2024. Según informó a NBC Mark Powell, el fiscal de Lackawanna, Zavier Lewis y Alyssa Kucharski están siendo tratados como adultos por planear un atentado contra la escuela secundaria Dunmore, en las afueras de Scranton.

También informó que otros dos adolescentes, cuyos nombres no fueron revelados, están siendo juzgados como menores de edad.

La mañana del 20 de abril de 1999 Dylan Harris y Eric Klebold ingresaron con varias armas encima a la escuela secundaria de Littleton, en Colorado, y comenzaron a disparar a estudiantes y trabajadores de la escuela dejando más de una decena de fallecidos, incluidos ellos mimos.

Según las autoridades, los estudiantes de Pensilvania supuestamente estaban planeando un atentado con bombas y armas, como Harris y Klebold hace dos décadas. Además, al revisar la casa de Kucharski encontraron componentes para bombas, manuales de cómo hacerlas y también varias listas con precios de armas, municiones y equipo táctico.

Los investigadores detuvieron a los jóvenes luego de que la madre de uno de ellos leyera mensajes de texto de su celular en julio.

Kucharsky y Lewis fueron acusados por portar armas de destrucción masiva, amenaza terrorista, asalto agravado, conspiración criminal y posesión de cargas de material explosivo. Además, a la niña le sumó el cargo por riesgo de amenaza de catástrofe por artefactos explosivos.

Las audiencias serán el 4 de octubre.

Por su parte, la escuela secundaria emitió un comunicado diciendo que ya no hay “ningún peligro actual para los estudiantes o el personal“.

El director Timothy Hopkins dijo al Times-Tribune que se llevó una sorpresa con las acusaciones a los jóvenes ya que “no eran alborotadores” sino tranquilos en las aulas.

Lee también: