Cómo afectaría a tus finanzas personales que no se aumente el techo de la deuda pública en Estados Unidos

Si no se aumenta el techo de la deuda 50 millones de beneficiarios del Seguro Social dejarían de recibir sus pagos, 30 millones de familias dejarían de recibir el Crédito Tributario por Hijos y quienes trabajen para el gobierno no recibirían su pago

De no aumentar el techo de la deuda el país podría tener momentos complicados.
De no aumentar el techo de la deuda el país podría tener momentos complicados.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Quizá muchos estadounidenses no le han prestado mucha atención al tema de la aprobación del límite de la deuda pública del gobierno federal, probablemente, esto es porque no tienen una clara de cómo dicha situación les puede impactar directamente en sus carteras.

La semana pasada, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, alertó de las terribles consecuencias que se pueden dar si los legisladores no toman cartas en el asunto. Quizá, los primeros afectados por esta situación serían los beneficiarios del Seguro Social, los cuales no son pocos.

Esto quiere decir que casi 50 millones de personas de la tercera edad podrían enfrentar retrasos en sus pagos del Seguro Social si el Congreso no suspende o aumenta el techo de la deuda en las próximas semanas.

Los siguientes afectados serían todos los empleados del gobierno, ya que si no hay dinero suficiente no se los podrá pagar y, por ende, no podrán mantener a sus familias y al igual que el gobierno no podrán pagar sus facturas de su día a día.

Lo anterior traería un efecto dominó en las industrias del servicio y minorista, pues habría menos consumidores y eso afectaría los ingresos de los comercios en su totalidad y al disminuir el fijo de dinero podrían venir en el corto plazo despidos y esto impactaría a otras industrias necesariamente.

Por otra parte, los 30 millones de familias que son beneficiarias del Crédito tributario por hijos dejarían de recibir los pagos mensuales a los que se comprometió el gobierno para los beneficiarios, por lo que no habría fondos públicos para liberar los cheques correspondientes a noviembre y diciembre.

Si no se resuelve el tema en el Congreso, podría significar que se dará un aumento en las tasas hipotecarias y otros préstamos a los consumidores para los estadounidenses, lo que haría más complicado que los ciudadanos tengan la posibilidad de adquirir bienes.

Todo lo anterior, traería como resultado una pérdida masiva de empleos en diversos sectores y dicha situación, necesariamente, traería una recesión económica que podría ser más fuerte a la que se ha vivido con la pandemia de la Covid-19 porque traería un impacto negativo al mercado financiero.

El Tesoro de Estados Unidos dijo que el límite de deuda debe aumentarse antes del 18 de octubre, o agotará las “medidas extraordinarias” que utiliza para administrar la deuda una vez que se haya alcanzado el límite legal. En ese momento, el Tesoro no podría pagar todas sus facturas.

Al respecto Janet Yellen, dijo que “La fe y el crédito plenos de Estados Unidos se verían afectados, y nuestro país probablemente enfrentaría una crisis financiera y una recesión económica”.

También te puede interesar: Demócratas están contemplando votar límite de la deuda pública para Estados Unidos