La UEFA rechaza el Mundial cada dos años y considera que son “trampas siniestras” de la FIFA

Mientras el presidente de al FIFA se encuentra en Caracas, Venezuela, en la gira por varios países para conseguir votos al cambio, en Europa mantienen el rechazo al Mundial cada 2 años

Gianni Infantino, presidente de la FIFA en su visita a Caracas, Venezuela
Gianni Infantino, presidente de la FIFA en su visita a Caracas, Venezuela
Foto: EFE

La UEFA sigue siendo contraria a la idea de realizar el Mundial de Fútbol cada 2 años, justificando su oposición por temas deportivos, de calendario y de “sentido común“, que pueden afectar el desarrollo futbolístico internacional.

Mientras el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, se encuentra por una gira tratando de captar votos para respaldar la decisión de tener el mundial de forma bienal, la confederación europea considera que el proyecto es “superficial” y que tiene las “trampas son siniestras”.

Arsene Wegner considera que los tiempos han cambiado

Uno de los asesores de la FIFA es Arsene Wegner, extécnico del Arsenal de Inglaterra, quien consideró que los tiempos han cambiado, las audiencias son más jóvenes y buscan mayor entretenimiento.

Apoyo nórdico a la UEFA

Las seis federaciones nórdicas mostraron su oposición a la iniciativa de la FIFA, donde Suecia, Dinamarca, Noruega, Finalandia, Islandia e Islas Feroe, mostraron su rechazo por considerarlo una carga adicional y va en contra de la salud de los jugadores y del fútbol en general.

Una Copa del Mundo bienal perjudicaría a todas las formas de fútbol, devaluaría la propia competición, perjudicaría económicamente a los aficionados y frenaría el desarrollo del fútbol femenino y juvenil en todo el mundo. Hay muchas razones por las que los clubes, las ligas y los aficionados están unidos en su oposición”, señalaron Karl-Erik Nilsson, primer vicepresidente de UEFA y Jesper Møller, presidente de la Federación Danesa de Fútbol y miembro ejecutivo de la UEFA, tras una reunión conjunta realizada en Copenhague, Dinamarca.

“Desde la idea de una ventana única internacional hasta la completa ignorancia de los inevitables efectos sobre las competiciones femeninas y juveniles, este concepto tiene todas las características de una decisión que la FIFA quiere tomar a toda prisa y dejar que el resto del juego se arrepienta a largo plazo. Cualquier atractivo que se perciba es superficial, mientras que las trampas son siniestras“, añaden.

Mientras se siguen sumando voces al rechazo de cambiar el calendario del Mundial de Fútbol, la FIFA se mantiene negociando con varias federaciones y en los próximos meses se reunirán con las ligas domésticas para tratar el tema del cambio de cuatro años a cada dos.