Crímenes de odio contra asiáticos crecen 76% reporta condado de Los Ángeles

La retórica del ex presidente Trump y el COVID-19 se mencionan como las principales causas de los ataques de odio contra miembros de la comunidad de origen asiático

Activistas protestan la violencia contra la comunidad asiática en Los Ángeles.
Activistas protestan la violencia contra la comunidad asiática en Los Ángeles.
Foto: DAVID MCNEW / AFP / Getty Images

Los crímenes de odio contra los asiáticos aumentaron en un 76% en el condado de Los Ángeles el año pasado, lo que refleja una tendencia alarmante en muchas otras jurisdicciones a medida que aumentaron los ataques físicos y verbales contra los estadounidenses de origen asiático durante la pandemia de COVID-19.

De los 44 delitos de odio contra los asiáticos denunciados en el condado de Los Ángeles en 2020, más de las tres cuartas partes involucraron violencia física, lo que representa un notorio incremento con respecto al 58% registrado en 2018, dijo la Comisión de Relaciones Humanas del Condado de Los Ángeles en un informe publicado el miércoles.

En 2019, se denunciaron 25 delitos de odio contra los asiáticos.

Los datos del informe se recopilaron en el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles y en más de 40 estaciones de policía de la ciudad, así como en varias agencias de policía escolar y organizaciones comunitarias.

En general, se considera que el número de delitos de odio denunciados no es fiable, porque las víctimas suelen mostrarse reacias a denunciar.

Sin embargo, los repuntes repentinos son significativos y los funcionarios deberían trabajar para comprender las causas fundamentales, dicen los expertos.

Muchos apuntan a la retórica racialmente cargada del ex presidente Trump, quien destacó los orígenes chinos del coronavirus, como el desencadenante de algunos ataques anti-asiáticos.

No ayudó que el expresidente se refiriera repetidamente al COVID-19 como ‘chinavirus’ y ‘kung-flu’”, dijo la presidenta de la Comisión de Relaciones Humanas, Guadalupe Montaño, en un comunicado.

En 10 de los 44 delitos contra los asiáticos del condado de Los Ángeles, el sospechoso culpó explícitamente a las víctimas por el COVID-19, según el informe.

En un crimen de odio citado en el informe, un hombre chino estaba esperando en una parada de autobús cuando una mujer blanca comenzó a gritar: “¡Vuelve de donde viniste, jodido chino!” antes de cruzar la calle y golpear al hombre tres veces en la cara.

En otro caso, un hombre japonés estaba hablando por su teléfono celular en el estacionamiento de una farmacia cuando un hombre latino que sostenía un cuchillo grande le preguntó si era asiático.

El sospechoso le ordenó al hombre que se quitara las gafas de sol para revelar sus ojos antes de intentar apuñalarlo, según el informe.

El sospechoso fue arrestado.

El fiscal general del estado descubrió que los delitos de odio contra los asiáticos aumentaron a más del doble en California el año pasado, siendo el asalto y la intimidación los delitos más comunes.

Después de una serie de ataques violentos contra ciudadanos de la tercera edad asiático-americanos en todo el país, los voluntarios formaron patrullas a pie en Oakland Chinatown y otros vecindarios asiáticos.

Un estudio de 16 jurisdicciones en todo el país encontró un aumento del 164% en los informes de delitos de odio contra los asiáticos en el primer trimestre de 2021 en comparación con el mismo período del año pasado.

Nueva York experimentó el mayor aumento, con un 223%, seguido por un 140% en San Francisco, un 80% en Los Ángeles y un 60% en Boston, según el estudio del Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo de la universidad Cal State San Bernardino.

Los informes de Stop AAPI Hate, un grupo que rastrea los ataques anti-asiáticos, han demostrado la amplitud del racismo anti-asiático en todo el país durante la pandemia de COVID-19.

Algunas víctimas eran ancianos y también niños.

A algunos les tosieron o escupieron, a otros les abofetearon o golpearon, a algunos se les negó el servicio en las empresas, a otros les dijeron palabras racistas o se negaron a interactuar con ellos.

Stop AAPI Hate rastrea no solo los delitos de odio, sino también los incidentes de odio, que no alcanzan el nivel de un delito y, por lo general, implican insultos o insultos.

En el condado de Los Ángeles, el número de mujeres asiáticoamericanas víctimas de delitos de odio se triplicó de cinco el año anterior a 15, según el informe del miércoles.

En 2019, ninguna víctima de delitos de odio en Asia tenía más de 40 años.

En 2020, la mitad tenía más de 40 años, incluidos dos adultos mayores.

En los casos en los que se identificó a un agresor, el 42% eran blancos, el 36% latinos y el 19% afroamericanos.

El 45 por ciento de los crímenes de odio anti-asiáticos tuvieron lugar en la ciudad de Los Ángeles.

La Comisión de Relaciones Humanas del condado ha recibido alrededor de 1,400 informes desde su lanzamiento en junio de 2020.

Phyllis Gerstenfeld, quien preside el departamento de justicia penal en Cal State Stanislaus, dijo que no existen estrategias comprobadas para combatir los delitos de odio.

El fortalecimiento de los lazos entre las fuerzas del orden y las comunidades aumenta la probabilidad de que las víctimas denuncien los delitos de odio, dijo.

“Debemos evaluar constantemente lo que estamos haciendo y no sentir que aprobar una ordenanza en particular o lanzar algunas señales va a solucionar el problema”, dijo Gerstenfeld al diario Los Angeles Times.

Leer más
* Incidentes de odio contra minorías crecen a la par que COVID-19
* Fotos muestran lamentable estado de señora mexicana tras recibir tremenda golpiza racista en Los Ángeles
* Un Sheriff de Washington enfrenta acusaciones por perseguir a un afroamericano repartidor de periódicos