Los demócratas pueden cortar el plan de gasto social de Biden: continuidad del Crédito Tributario por Hijos peligra

De concretarse los recortes al plan de gasto social del presidente Joe Biden no se podrá extender la continuidad del Crédito Tributario por Hijos a cinco años tal y como se propuso

La propuesta de carga social para los estadounidenses del presidente Joe Biden corre peligro si los demócratas no se ponen de acuerdo.
La propuesta de carga social para los estadounidenses del presidente Joe Biden corre peligro si los demócratas no se ponen de acuerdo.
Foto: Chip Somodevilla / Google Maps

Esta semana no será sencilla para el presidente Joe Biden, ya que su paquete de gasto social no termina por hacerse realidad, el grupo parlamentario demócrata se esfuerzan por llegar a un acuerdo sobre su propuesta.

Hasta el momento, se sabe que Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, planea sacar un proyecto de ley de infraestructura bipartidista complementario al piso de la Cámara para su votación antes de que el presidente se vaya de gira de trabajo por Europa esta semana.

Dicho proyecto de ley ya fue aprobado en el Senado, pero no así en la Cámara baja. Si se aprueba en la Cámara de Representantes, entonces el presidente Biden podría convertirlo en ley esta misma semana y podría irse con tranquilidad a su gira europea.

En un acto el día de hoy, el presidente Biden visitó Nueva Jersey para promover su plan de infraestructura el cual está segmentado en de dos partes. El mandatario externó que el principal objetivo del plan es detonar “buenos trabajos sindicales por un salario prevaleciente con el que se puede mantener una familia, trabajos que no se pueden subcontratar”.

Joe Biden añadio que en esta propuesta se contempla el financiamiento del transporte y el ferrocarril, en este sentido externo que “haremos la mayor inversión en transporte público en la historia de Estados Unidos”. A pesar de que constantemente habla de los beneficios de su propuesta no hay algo seguro aún.

Hasta que los demócratas puedan acordar los términos del proyecto de ley de expansión de la red de seguridad social, al ala progresista de la Cámara de Representantes no aprobará el proyecto de ley de infraestructura.

Pero no es la única limitante,  en el Senado, dos demócratas centristas, Joe Manchin y Kyrsten Sinema, se niegan a respaldar el plan de gastos hasta que se cumplan sus demandas específicas.

Manchin ha estipulado que el costo total de la factura de gastos se debe reducir de $3.5 billones de dólares a, al menos, $1.5 billones de dólares  o máximo $2 billones de dólares.

Po otra parte, para que los demócratas ganen el voto de Sinema deben reelaborar su plan original de gravar  los impuestos a los que ganan más y a las corporaciones para pagar la expansión de la red de seguridad.

Estas posturas ponen en serios aprietos a los demócratas, ya que sin esos votos el plan no se puede aprobar, por ello la bancada oficialista debe reducir el costo de la propuesta presidencial y, al hacerlo, varias de las promesas de la campaña de Biden no se podrán cumplir.

Esto pondría en riesgo programas que inicialmente iban a ser permanentes o iban a expirar en uno o dos años, los ejemplos más representativos son el Crédito Tributario por Hijos ampliado y el Medicaid ampliado. También se pondría en peligro  la puesta en marcha del colegio comunitario gratuito.

También te puede interesar: Joe Biden busca avanzar con su plan de gastos sociales