Ni siquiera una tormenta récord acabó con la sequía de California, dicen los expertos

La tormenta histórica registrada el fin de semana en California no terminará con el tipo de sequía que vive el estado, la cual se prolongará al menos hasta 2022

Las calles de San Rafael, California quedaron completamente sumergidas después del río atmosférico.
Las calles de San Rafael, California quedaron completamente sumergidas después del río atmosférico.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

A pesar del caos que el río atmosférico causó a algunos residentes, la tormenta histórica marcó un cambio bienvenido para California reseca después de un año de calor y sequía con tan poca lluvia.

“Si pudiéramos haber diseñado una tormenta, habría sido esta”, dijo al diario Los Angeles Times, Emma Detwiler, portavoz del Distrito Municipal de Agua de Marin, que vio cómo sus agotadas reservas crecieron del 32% de su capacidad al 43% durante la tormenta. “Es un gran paso en la dirección correcta”.

Aunque la enorme columna de humedad ayudó, los expertos dijeron que se necesitará mucho más de una tormenta para hacer mella en la sequía.

La Perspectiva de invierno de 2021 publicada recientemente por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica encontró que es probable que las condiciones secas persistan en gran parte del oeste al menos hasta principios del próximo año.

“Ha sido muy, muy seco durante dos años”, dijo Jay R. Lund, director del Centro de Ciencias de Cuencas Hidrográficas de UC Davis. “Una tormenta no acaba con ese tipo de sequía”.

Ni siquiera una tormenta récord acabará con la sequía de California, dicen los expertos

La tormenta de rápido movimiento rompió varios récords a medida que avanzaba por el estado el domingo y el lunes.

El centro de Sacramento registró una precipitación total récord de 5,44 pulgadas en 24 horas, superando la marca establecida en 1880, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Los funcionarios de la ciudad dijeron que los totales de precipitación representaron incluso más de un “nivel de tormenta de 200 años”, que ocurre a 4.6 pulgadas y tiene solo un 0.5% de probabilidad de ocurrir en un año determinado.

En el Área de la Bahía de San Francisco, las 4.02 pulgadas de lluvia que cayeron el domingo marcaron el día más lluvioso de octubre en el centro de San Francisco, y el cuarto día más lluvioso de la ciudad en la historia registrada.

La tormenta fue “inusual para esta época del año en términos de su fuerza”, dijo el lunes David Sweet, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional. “Es una tormenta muy, muy poderosa”.

Fundamentalmente, las fuertes lluvias ayudaron a reactivar algunos de las agotadas reservas de almacenamiento de agua del norte de California.

Entre el sábado y el domingo, el agua que fluye hacia el lago Oroville, una parte clave del Proyecto Estatal de Agua, aumentó casi 12 veces, a 39,839 pies cúbicos por segundo.

La afluencia al embalse de Folsom aumentó ocho veces y el agua que fluía hacia Shasta se triplicó.

Antes de las tormentas, los tres embalses estaban llenos hasta la cuarta parte o menos.

Leer más
* Cerca de 500.000 hogares en California se quedaron sin electricidad tras inundaciones
* Fraude por cheques de ayuda en California alcanza los 20 mil millones de dólares
* Intensa tormenta provocó inundaciones, deslaves de lodo y cortes de energía eléctrica en el norte de California