Otro río atmosférico llegará al Noroeste de EE.UU. con fuertes lluvias y posibles inundaciones

El río atmosférico provocará condiciones meteorológicas similares a los ciclones bomba que afectaron a la costa Oeste a finales de octubre

Durante dos meses, ciudades como Seattle han presenciado lluvias récord y se estima que lloverá más en los próximos días.
Durante dos meses, ciudades como Seattle han presenciado lluvias récord y se estima que lloverá más en los próximos días.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Un río atmosférico llevará lluvias torrenciales al Noroeste de los Estados Unidos a partir de este miércoles hasta la semana que viene. Los meteorólogos de AccuWeather prevén que las zonas que atraviesa la Interestatal 5 enfrentarían hasta un mes continuo de lluvias, que si bien puede aliviar todavía más la sequía en la región, también tendrá consecuencias como inundaciones y desbordamientos de ríos.

Durante las últimas semanas algunas ciudades del Noroeste del país han presentado precipitaciones torrenciales excepcionales para la temporada. Un ejemplo es Seattle, que durante dos meses consecutivos no dejó de llover y hasta ahora acumula casi 9 pulgadas de agua, lo que es equivalente al 159% más que en temporadas anteriores. Un poco más al sur, Portland tuvo la misma suerte y presenció más pulgadas de lluvia que en años anteriores en esta época.

Los eventos meteorológicos que estarán presentes en el norte de la costa Oeste del país serán similares a los ciclones bomba del Pacífico que afectaron esa misma zona a finales de octubre. Sin embargo, este río atmosférico podría generar lluvias torrenciales que duren horas en algunas locaciones, por lo que las inundaciones repentinas estarán al acecho.

Según AccuWeather, Oregon y Washington son los estados que más sufrirán los efectos del río atmosférico y presentarán varios días consecutivos de lluvias fuertes.

Al contrario de lo que se puede llegar a pensar, las lluvias recientes todavía no han aliviado la sequía extrema a la que fue sometida la tierra durante los últimos meses, en consecuencia, los terrenos tendrán más agua de la que podrán absorber, por lo que podrían ocurrir deslizamientos de tierra y desbordamientos de ríos.

A partir del jueves, el sistema meteorológico se moverá hacia las Montañas Rocosas y absorberá los vientos fríos del norte, alimentando así las nevadas en las zonas más altas.

Si bien es cierto que entre el jueves por la noche y el viernes por la mañana las condiciones podrían mejorar significativamente, las lluvias y los vientos persistirán hasta el fin de semana o inicios de la próxima.

En cuanto a la tormenta, los expertos estiman que luego de atravesar las Montañas Rocosas por el norte, afecte luego a las regiones cercanas a los Grandes Lagos antes de dirigirse hacia el Noreste para luego disiparse.

Lee también:
Estudio revela que el cambio climático es la causa principal de la creación de incendios forestales en California
Un navío hundido en 1943 estaría contaminando con petróleo a la costa Este de EE.UU.
Un asteroide “potencialmente peligroso” se acercará a la Tierra en diciembre