Pareja roba millones en ayudas y desaparece, pero antes escribe carta de despedida a sus hijos

“Algún día volveremos a estar juntos. Esto no es una despedida, sino una breve separación, decía en la nota que dejaron Richard Ayvazyan y su esposa Marietta Terabellan a sus hijos, de 13, 15 y 16 años, según el abogado del hombre

Imagen de archivo de policías en California.
Imagen de archivo de policías en California.
Foto: RINGO CHIU / AFP / Getty Images

El riesgo de cárcel por su supuesta implicación en un esquema de fraude masivo en fondos de ayuda llevó a una pareja de California a cortar sus brazaletes electrónicos de seguimiento y escapar de su casa, pero no sin antes escribir una carta de despedida para sus hijos.

“Algún día volveremos a estar juntos. Esto no es una despedida, sino una breve separación, decía en la nota que dejaron Richard Ayvazyan y su esposa Marietta Terabellan a sus hijos, de 13, 15 y 16 años, según el abogado del hombre.

La “breve” separación se ha prolongado, pues el FBI sigue buscando a la pareja, que dejó su hogar a finales de agosto. Ofrece por información que lleve hasta ellos una recompensa de $20,000 dólares.

Condena en ausencia

Sin embargo, esta semana un juez los condenó en ausencia a 17 años de prisión a él y seis a ella. Según los fiscales, ambos fraguaron un plan para robar más de 20 millones de dólares en fondos de ayuda destinados a pequeñas empresas durante la pandemia.

“Utilizaron la crisis del covid-19 para robar millones de dólares en ayudas gubernamentales muy necesarias destinadas a personas y empresas que sufrían los efectos económicos de la peor pandemia de un siglo”, sostuvo la fiscal federal Tracy L. Wilkison.

También fue declarado culpable Artur Ayvazynan, de 41 años y hermano del hombre, por conspiración para cometer fraude bancario, fraude electrónico y lavado de dinero.

Las pruebas indican que se usaron identidades falsas o robadas para presentar solicitudes fraudulentas por unos 150 préstamos federales, y para ello presentaron documentos de identidad falsos.

Cuando se les declaró culpables, debieron renunciar a artículos de lujo, tres casas, cuentas bancarias y a miles de dólares en efectivo. Mientras tanto, los sus tres hijos se encuentran al cuidado de sus abuelas y de un tutor, pero podrían ser enviados a Armenia, donde tienen familiares.

Lee también:
Instagram usará el reconocimiento facial para eliminar perfiles falsos
Invadieron una casa, encontraron el cuerpo de la antigua dueña y lo enterraron en el jardín
Acusan a tres de enriquecimiento ilícito con supuestas campañas presidenciales