Por qué los mercados financieros que se desplomaron este Black Friday

En el verano los mercados se desplomaron a medida que la variante delta del coronavirus se extendió por Estados Unidos y este Black Friday volvió el nerviosismo de los inversionistas regresó

El Dow Jones cayó más de 900 puntos durante el "viernes negro".
El Dow Jones cayó más de 900 puntos durante el "viernes negro".
Foto: Andrew Burton / Getty Images

Los índices bursátiles de Estados Unidos se desplomaron el viernes, y los valores de las acciones relacionados con los viajes, los bancos y las materias primas se llevaron la peor parte de la venta provocada por el descubrimiento de una nueva variante del coronavirus, posiblemente resistente a las vacunas.

Southwest Airlines, American Airlines y United Airlines cayeron entre un 5.8% y un 8.9% en las operaciones previas a la comercialización, mientras que las compañías de cruceros Carnival Corp, Royal Caribbean Cruises y Norwegian Cruise Line se hundieron un 10% cada una.

Los mercados bursátiles mundiales se desplomaron con fuerza después de que los informes sobre la nueva variante detectada en Sudáfrica llevaran a la Unión Europea, Gran Bretaña e India, entre otros países, a anunciar controles fronterizos más estrictos.

El índice Dow Jones se hundió más de 900 puntos el viernes debido a la preocupación por la propagación de la nueva variante del COVID-19 detectada en Sudáfrica.

La ansiedad entre los inversores creció a medida que los países aumentaban las respuestas a la variante, denominada B.1.1.529, detectada por primera vez en Botsuana. El Reino Unido y la Unión Europea se apresuraron a proponer restricciones a los viajes al sur de África, mientras que se detectaron nuevos casos de la variante en lugares tan lejanos como Hong Kong, Bélgica e Israel.

El Dow Jones cayó un 2.53%, hasta los 34,899 puntos, mientras que el Nasdaq bajó un 2.23%, hasta los 15,492 puntos, y el S&P se desplomó un 2.27%, hasta los 4,595 puntos.

Las operaciones terminan temprano en durante el Black Friday, que suele ser el día más lento del año. El menor número de operaciones puede significar una mayor volatilidad, y en un momento dado el Dow había caído más de 1,000 puntos.

Las autoridades sanitarias de todo el mundo han confirmado ya 87 casos, 77 en Sudáfrica, seis en Botsuana, dos en Hong Kong y uno en Israel y Bélgica, además han dicho que esperan cientos de diagnósticos más.

Durante el verano, los mercados se desplomaron a medida que la variante delta se extendió por Estados Unidos.

A los inversionistas les preocupa que las cadenas de suministro, que ya están al límite, puedan sufrir aún más a medida que la nueva variante se extienda, amenazando potencialmente con más escasez de mano de obra, según un informe de la agencia AP. 

La variante también está presionando a los bancos centrales, que están contemplando la posibilidad de subir los tipos de interés para evitar el aumento de la inflación.

Te podrá interesar: