Las solicitudes semanales de desempleo en EE. UU. se mantienen estables por debajo del nivel prepandémico

Las cifras publicadas por el departamento de Trabajo señalan que las solicitudes para la semana que finalizó el 18 de diciembre se mantuvieron en 205,000, sin cambios con respecto al nivel de la semana anterior

La ayuda por desempleo en la última semana no tuvieron cambios significativos.
La ayuda por desempleo en la última semana no tuvieron cambios significativos.
Foto: ADEM ALTAN / AFP / Getty Images

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos dio a conocer que el número de estadounidenses que solicitaron beneficios por desempleo la semana pasada siguió rondando el mínimo desde 1969, lo que deja en claro que el la creación de empleo se está recuperando de la pandemia de la Covid-19.

Las cifras publicadas por la agencia federal señalan que las solicitudes para la semana que finalizó el 18 de diciembre se mantuvieron en 205,000, sin cambios con respecto al nivel de la semana anterior. Esta cifra está en sintonía con el pronóstico de 206,000 de los analistas de Refinitiv.

Los reclamos continuos, o el número de estadounidenses que reciben consecutivamente ayuda por desempleo, se redujeron a 1.859 millones, una disminución de 8,000 con respecto a la semana anterior. Ese es el nivel más bajo de desempleo asegurado desde el 14 de marzo de 2020, cuando fue de 1.77 millones.

El informe muestra que aproximadamente 2.14 millones de estadounidenses estaban recibiendo beneficios por desempleo durante la semana que finalizó el 11 de diciembre, una pequeña disminución de 123 respecto a la semana anterior; en comparación, hace poco más de un año, se estimaba que 21.03 millones de estadounidenses estaban recibiendo beneficios.

De acuerdo con un informe de Reuters, las solicitudes generalmente aumentan durante los meses de clima frío, pero una aguda escasez de trabajadores ha interrumpido ese patrón estacional, lo que ha resultado en un menor número de siniestros ajustados estacionalmente en las últimas semanas.

Pero las presiones sobre los precios al consumidor continúan y una medida de la inflación subyacente registró su mayor aumento anual desde 1989 en noviembre, la cual se disparó arriba del 6%. Situación que tiene preocupados no sólo a los ciudadanos, sino también a la administración Biden.

El informe presentado por el Departamento de Trabajo se da cuando la nación está luchando contra las cepas de la Covid-19, impulsadas por el Delta y la variante Ómicron, que podría obstaculizar el crecimiento económico en el último trimestre de 2021 que está por concluir.

Por la temporada navideña muchas empresas se dedicaron a contratar con el fin de atender la alta demanda de los consumidores para estas fechas, hasta el momento no se sabe qué porcentaje de personal firmado es eventual y cuál es de planta. Será hasta que termine la temporada de fiestas cuando se sepa el impacto real de la contratación.

También te puede interesar: Biden dice que su objetivo prioritario ahora mismo es combatir la inflación