Valentina Orellana-Peralta recibió en su sepelio el último adiós de familiares y amigos

La joven Valentina fue recordada como una adolescente feliz y con el sueño de convertirse en ciudadana estradounidense; el padre de la adolescente dijo que ni él ni su esposa podrán superar la pérdida de su hija

Soledad Peralta y Juan Pablo Orellana (der.), en el funeral de su hija Valentina, realizado en la ciudad de Gardena.
Soledad Peralta y Juan Pablo Orellana (der.), en el funeral de su hija Valentina, realizado en la ciudad de Gardena.
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE

Valentina Orellana-Peralta recibió el último adiós por parte de su familia, amigos y de una comunidad que exigió justicia por la muerte de la adolescente chilena de 14 años, víctima de una bala perdida disparada por un oficial de policía en una tienda de North Hollywood el 23 de diciembre de 2021.

Con un vestido rosa, los restos de Valentina permanecieron en un ataúd abierto acompañado de una enorme foto de la joven durante el servicio funerario realizado este lunes en City of Refuge, United Church of Christ, en la ciudad de Gardena, en el Condado de Los Ángeles.

Hace seis meses, Valentina dejó Chile con el sueño de convertirse en ciudadana estadounidense y estudiar ingeniería para construir robots.

La comunidad acudió al funeral y pidió justicia por Valentina. ETIENNE LAURENT / EFE

Juan Pablo Orellana, padre de Valentina, declaró que tanto él como su esposa nunca podrán superar la pérdida de su pequeña hija y cuestionó si era justo que ella muriera de esa forma.

“Rezamos por la paz y la justicia por esta sangre inocente derramada”, expresó el abogado de la familia Orellana-Peralta, Benjamín Crump, durante el oficio.

El reverendo Al Sharpton, activista de derechos civiles, pronunció el elogio por Valentina.

“Ella podría haber sido mi hija… ella podría haber sido su hija”, expresó Sharpton.

El reverendo Al Sharpton, durante el oficio por Valentina Orellana. ETIENNE LAURENT / EFE

La mañana del 23 de diciembre, Valentina Orellana-Peralta, acompañada de su madre, Soledad Peralta, acudieron a la tienda Burlington, en North Hollywood, con el propósito de comprarse un vestido para estrenar en la cena de Navidad.

Cuando se encontraban en el segundo piso del negocio, un sujeto, Daniel Elena López, ingresó a la tienda y minutos después comenzó a agredir a varios clientes.

Los oficiales del Departamento de Policía de Los Ángeles atendieron las llamadas al 911 sobre una persona que estaba causando disturbios en la tienda de ropa, y uno de los reportes mencionó que habían ocurrido disparos.

Al llegar al negocio, los policías, con armas largas, encontraron al sospechoso en el segundo piso, donde había atacado a una mujer, y uno de los oficiales abrió fuego, lesionando al sujeto, quien no estaba armado.

Uno de los disparos atravesó la pared de un vestidor, donde Valentina y su madre habían buscado refugio. Soledad Peralta relató que su hija había muerto en sus brazos, sin ella poder hacer algo para evitarlo.

Leer más: Sueños de Valentina Orellana-Peralta los acabó un balazo de la policía cuando compraba un vestido para la Navidad

Orellana-Peralta era una joven feliz, quien obtenía buenas calificaciones en la escuela a la que se había inscrito en Los Ángeles pese a tener pocos meses en los Estados Unidos.

Tenía la ilusión de asistir junto con su padre a un partido de lo Lakers; era una gran aficionada de Lebron James.

El cuerpo de la pequeña Valentina descansarán desde ahora en los Estados Unidos, país que la jovencita chilena había calificado como el más seguro del mundo.

Te puede interesar:

· La adolescente Valentina Orellana-Peralta, quien murió en un tiroteo cuando se probaba vestidos, es sepultada este lunes en Los Ángeles
· Policía de Los Ángeles confirma que policía William Jones disparó a la quinceañera Valentina Orellana
· Madre de Valentina Orellana-Peralta relató el tiroteo en que su hija murió por un disparo de la policía cuando se probaba vestidos en North Hollywood