COVID: por qué ahora es más fácil obtener una tarjeta de crédito

Los bancos están ofreciendo a los prestatarios con puntuaciones de crédito más bajas para impulsar la rentabilidad de las tarjetas de crédito

Los cheques de estímulo y el aumento de los pagos por desempleo ayudaron a reducir los saldos de las tarjetas de crédito.
Los cheques de estímulo y el aumento de los pagos por desempleo ayudaron a reducir los saldos de las tarjetas de crédito.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Los bancos han regresado a otorgar créditos a los ciudadanos como una señal de confianza en la salud de la economía y las finanzas de los estadounidenses. 

De acuerdo a las proyecciones de la empresa de informes crediticios TransUnion se estima que el año pasado se emitieron 29.2 millones de tarjetas de crédito de uso general a personas con puntuaciones crediticias de 660 o menos frente a los 20.4 millones de 2020 y los 26.3 millones de 2019.

Los prestamistas emitieron aproximadamente 11.6 millones de tarjetas de crédito de uso general a personas con puntuaciones crediticias inferiores a 620 durante los nueve primeros meses de 2021, según los últimos datos de Equifax, un 43.5% más que el año anterior y el mayor registro del periodo. 

Durante los primeros meses de la pandemia los bancos esperaban una oleada de impagos por lo que endurecieron la aprobación de préstamos, sin embargo, los cheques de estímulo gubernamental y el aumento de los pagos por desempleo ayudaron a reducir los saldos de las tarjetas de crédito y mantuvieron constantes los impagos. 

Según la última encuesta de la Reserva Federal sobre altos funcionarios de préstamos, cerca del 33% de los bancos informaron que habían relajado un poco sus normas de crédito para la aprobación de tarjetas a principios de octubre en comparación con el 4% del año anterior. 

La relajación se refleja en los tipos de interés de las tarjetas de crédito, que han subido porque los prestamistas están emitiendo más tarjetas a personas con menor puntuación crediticia a quienes les cobra más para tener en cuenta su mayor riesgo de impago.

En Estados Unidos el 59% de las personas que cuentan con una tarjeta de crédito tienen algún tipo deuda que fue adquirida antes de la llegada de la pandemia de coronavirus, según una encuesta desarrollada por CreditCards.com.

La tasa anual media, o TAE, de las tarjetas de crédito con intereses subió a un nivel casi récord del 17.13% en el tercer trimestre, desde el 15.91% del primer trimestre, según la Reserva Federal, antes de bajar al 16.44% en noviembre.

La TAE de las tarjetas de crédito suelen basarse en el tipo de interés preferente más un margen fijado por los bancos. El tipo de interés preferente cayó al 3.25% en marzo de 2020 y no se ha movido desde entonces, pero los márgenes han aumentado. 

Por ahora los bancos están ofreciendo a los prestatarios con puntuaciones de crédito más bajas para impulsar la rentabilidad de las tarjetas de crédito que de acuerdo con la Fed cayeron en el nivel más bajo desde 2009, de acuerdo a la Fed. 

Los saldos de las tarjetas de crédito siguen estando por debajo de los niveles anteriores a la pandemia, con un total de $808,600 millones de dólares para las tarjetas de uso general y de tiendas departamentales en noviembre, frente a los $913,000 millones de dólares de enero de 2020, según Equifax.

Recuerda que si cuentas con un saldo en tus tarjetas de crédito, la prioridad deberá ser cumplir con tus facturas y cubrir tus necesidades. Si eso significa poner en espera los pagos de tu deuda para poder liberar efectivo entonces hazlo.

Te podrá interesar: