Despiden a dos oficiales del LAPD que en 2017 ignoraron el llamado de un robo por jugar Pokémon Go

Louis Lozano y Eric Mitchell prefirieron "cazar" un Snorlax que acudir como refuerzos a un robo en una tienda Macy's; los oficiales consideran apelar el fallo de su despido ante la Corte Suprema de California

Los oficiales del LAPD prefirieron jugar Pokémon Go.
Los oficiales del LAPD prefirieron jugar Pokémon Go.
Foto: JUSTIN LANE / EFE

Un tribunal de apelaciones confirmó el viernes el despido de dos oficiales del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) quienes en abril de 2017 ignoraron el llamado para responder a un robo en curso por jugar Pokémon Go con sus celulares cuando se encontraban en servicio.

Los oficiales Louis Lozano y Eric Mitchell fueron despedidos del LAPD, determinación que apelaron los dos policías, pero un tribunal de apelaciones determinó confirmar la decisión de las autoridades.

Lozano y Mitchell ignoraron el 15 de abril de 2017 un llamado para responder el robo de una tienda Macy’s que se encontraba cerca por pasar cerca de 20 minutos conduciendo su patrulla para intentar “capturar” un Snorlax, criatura descrita como el “Pokémon durmiente” que había aparecido en sus teléfonos celulares en Pokémon Go, juego de realidad aumentada en el que distintas criaturas aparecen en la vía pública y los jugadores buscan atraparlos.

El abogado de los dos oficiales, Greg Yacoubian, dijo a The Washington Post que Lozano y MItchell estaban considerando acudir a la Corte Suprema de California para apelar el fallo.

Yacoubian mencionó que el LAPD no había notificado de manera oportuna a los dos policías que eran investigados por mala conducta, como lo exige la ley estatal, y argumentó que el departamento no debió haber usado el video de la cámara del tablero de la patrulla como evidencia porque, según el abogado, estaba capturando comunicaciones privadas.

El 15 de abril de 2017, Lozano y Mitchell fueron asignados para patrullar un vecindario. Cuando se dirigía al lugar de un homicidio, el capitán Darnell Davenport escuchó por radio el llamado de un robo en curso en una tienda Macy’s cercana en el que participaban varios sospechosos, por lo que pidió refuerzos.

De acuerdo con los registros judiciales, Lozano y Mitchell lo escucharon, aunque posteriormente le dijeron a sus supervisor de patrullas que no lo habían hecho. El supervisor se enteraría gracias a la grabación de la cámara del tablero que los dos oficiales ignoraron la solicitud de refuerzos que hizo Davenport.

La cámara del tablero también grabó la búsqueda del Pokémon por parte de los dos oficiales.

Minutos después de que los registros judiciales dijeran que cancelaron la llamada, Mitchell le comentó a su compañero que en Pokémon Go había aparecido cerca un Snorlax, uno de los más raros y de los favoritos entre los jugadores de la aplicación.

Durante los siguientes 20 minutos, los dos oficiales estuvieron hablando sobre el juego mientras conducían a distintos lugares en busca de las criaturas virtuales.

Después de buscar el Snorlax y otras figuras, Lozano y Mitchell regresaron a un 7-Eleven que habían visitado antes de su turno, donde encontraron al sargento José Gómez, su supervisor de patrulla aquel día.

Cuando Gómez les preguntó sobre el robo, ambos le dijeron que no habían escuchado la solicitud de respaldo de Davenport mientras estaban ocupados respondiendo otra llamada.

Gómez revisó la grabación de la cámara del tablero de la patrulla y descubrió que habían ignorado la llamada, información que ascendió en la cadena de mando y derivó en una investigación de mala conducta, por lo que Lozano y Mitchell fueron despedidos.

Te puede interesar:

· Ed Sheeran anuncia en sus redes su próxima colaboración con Pokemon Go
· Atrapan más de 86,000 figuras de Pokémon
· Lanzan nuevos juegos de Pokemon para smartphone