Tribunal Supremo: los pastores y sacerdotes pueden tocar a los presos en el momento de la ejecución

Un recluso de Texas dijo que el estado está violando sus derechos religiosos al negarse a permitir que su pastor ore audiblemente con él o le imponga las manos dentro de la cámara de ejecución

La celda de detención dentro de la "Casa de la Muerte" en el complejo carcelario principal de Florence, Arizona.
La celda de detención dentro de la "Casa de la Muerte" en el complejo carcelario principal de Florence, Arizona.
Foto: Archivo/MIKE FIALA / AFP / Getty Images

La ley federal otorga a los presos que enfrentan la ejecución el derecho a tener un asesor espiritual en la cámara de ejecución que pueda orar en voz alta y tocarlos, dictaminó la Corte Suprema el jueves.

El fallo se produjo en el caso de un recluso de Texas, John Henry Ramírez, cuya inyección letal estaba programada para septiembre del año pasado, pero el tribunal bloqueó su apelación.

Ramírez dijo que el estado violó sus derechos religiosos al negarse a permitir que su pastor orara audiblemente con él o realizara una tradición conocida como la imposición de manos.

La negativa del estado, dijo el tribunal, significaba que Ramírez “no podrá participar en el ejercicio religioso protegido en los últimos momentos de su vida”.

El caso enfrentó a quienes defienden el derecho de los condenados a la pena capital a recibir asistencia según su credo religioso en sus momentos finales y a los que consideran estas solicitudes un intento de retrasar las ejecuciones.

La decisión de 8-1 fue redactada por el presidente del Tribunal Supremo John Roberts y se unieron todos menos el juez Clarence Thomas, quien dijo que Ramírez simplemente estaba tratando de “‘manipular el proceso judicial’ para obtener más demoras” en la ejecución de la sentencia de muerte, según NBC News.

Texas permite que los asesores espirituales oren y aconsejen a un recluso hasta que los lleven a la cámara de inyección letal.

Evitar que hablaran o tocaran a un recluso a partir de ese momento preserva la capacidad del equipo de ejecución para detectar signos de angustia, dijo el estado.

Pero el tribunal dijo que la prohibición categórica del estado era demasiado restrictiva.

“No vemos cómo permitir que el consejero espiritual se acerque un poco más, extienda su brazo y toque una parte del cuerpo del prisionero lejos del lado de cualquier vía intravenosa aumentaría significativamente el riesgo”, escribió el juez Roberts.

Te puede interesar:

Un preso latino llevó al Supremo el debate entre pena de muerte y religión
La dramática ejecución de un preso en EE.UU. que renueva los cuestionamientos sobre la pena de muerte
Justin Brooks, el hombre que ayudó a liberar a 35 personas inocentes de la pena de muerte o la cadena perpetua