Madre embarazada muere atropellada por conductor ebrio que viajaba a exceso de velocidad en Utah

La mujer caminaba en la calle junto con su hija de 2 años cuando el hombre se desvió bruscamente del tráfico y golpeó a mamá e hija

El chofer que estaba alcoholizado huyó de la escena y fue encontrado en un cobertizo.
El chofer que estaba alcoholizado huyó de la escena y fue encontrado en un cobertizo.
Foto: Marncom / Pixabay

Una mujer caminaba junto con su hija por la calle cuando un conductor que manejaba en exceso de velocidad las golpeó, provocando la muerte de la mamá quien estaba embarazada.

Libbie Isabel Allan, quien acababa de cumplir 24 años caminaba junto con su hija, Clara en la calle en Salt Lake City, cuando un vehículo que iba a exceso de velocidad se desvió bruscamente entre el tráfico y llegó hasta la acera golpeando muy fuerte a madre e hija.

Libbie Allan tenía cinco meses de embarazo y falleció en el momento del accidente, su hija de 2 años fue trasladada de emergencia al hospital en estado crítico.

El conductor fue identificado como Jack Archibald de 53 años, quien al momento del fatal accidente se encontraba en estado de ebriedad y huyó del lugar atravesó una cerca de metal y condujo sobre los jardines delantero de algunas casas. El hombre fue encontrado por la policía escondido en un cobertizo.

La policía de Salt Lake City lo arrestó y cuando le hicieron la prueba para verificar que había consumido bebidas alcohólicas registró 0,136% casi tres veces más que el límite permitido de 0,05% en el estado de Utah.

Familiares y amigos recordaron a Libbie Allan, quien era la hija mayor de 15 hermanos y tenía muchos amigos. Su esposo Charles tenía poco tiempo de haberse graduado de la Universidad en la carrera de Bienes Raíces y su deseo era tener lo mejor a su familia.

“No podía creerlo, le envié un mensaje de texto de inmediato y estaba rezando para que no fuera ella”, dijo Sarah Sánchez, quien dice que ha sido amiga de Libbie desde el quinto grado.

Otra de sus amigos la describió como una mujer noble y bondadosa, la cual era muy amorosa con su familia y su hija, informó KSL-TV.

Amigos realizaron una campaña de donaciones en GoFundMe para ayudarse con los gastos médicos de la niña que está en el hospital y por los gastos funerarios de Libbie Allan. La meta es de $75 mil dólares y han recaudado poco más de $60 mil.

Te puede interesar: