“No se ha hecho nada”, Biden reclama un fuerte control de armas tras masacres de Uvalde, Buffalo y Tulsa

Biden instó al Congreso de EE.UU. a prohibir las armas de asalto y reforzar los controles en los comercios de venta tras los recientes tiroteos, el más grave en Uvalde, Texas, donde 19 niños murieron

El presidente se refirió a la creciente ola de violencia armada en EEUU e instó al Senado a que “haga algo”.
El presidente se refirió a la creciente ola de violencia armada en EEUU e instó al Senado a que “haga algo”.
Foto: SAUL LOEB / AFP / Getty Images

Tras lo recientes hechos en Buffalo, Nueva York,  Uvalde y Tulsa, el presidente Joe Biden pronunció un inusual discurso sobre las armas para presionar a los legisladores estadounidenses a que tomen medidas mientras Estados Unidos enfrenta otro tiroteo masivo.

“No se ha hecho nada”, dijo Biden. “Esta vez eso no puede ser cierto. Esta vez debemos hacer algo”.

El presidente Biden llamó a instalar acciones de raíz tras los tres tiroteos masivos recientes y enfatizó que “no se trata de quitarle las armas a nadie”.

“Jill y yo visitamos Uvale. Y frente a la escuela primaria Robb nos paramos enfrente de 21 cruces. Víctimas asesinadas en un aula convertida en un campo de matanza”, relató. “Hay demasiadas otras escuelas y otros lugares que se pueden convertir en campos de matanza y de batalla”.

“No se trata sobre quitarle derechos a nadie”, aclaró, “sino sobre proteger a niños y a nuestra libertad de ir a un colegio, a la iglesia, sin ser asesinado”.

“Esto no se significa llevarse las armas de nadie. Respeto la cultura y la tradición y las preocupaciones de los portadores legales, pero a la vez la Segunda Enmienda no es absoluta. Los derechos otorgados por la Segunda Enmienda no son ilimitados, y nunca lo han sido”, expresó.

“De hecho, creemos que deberíamos tratar a los propietarios de armas responsables como un ejemplo de cómo debe comportarse cada propietario de armas”, agregó Biden

“El problema al que nos enfrentamos es de conciencia y sentido común”, instó de forma enérgica el mandatario.

Necesitamos prohibir las armas de asalto y los cargadores de alta capacidad. Y si no podemos prohibir las armas de asalto, deberíamos aumentar la edad para comprarlas de 18 a 21 años”, dijo Biden.

“Deberíamos restablecer la prohibición de armas de asalto (que expiró en 2004)”, dijo Biden en la Casa Blanca.

El mandatario dijo que en los 10 años que estuvo en vigor la ley, los tiroteos masivos disminuyeron.

“Después de que los republicanos dejaran que la ley expirara en 2004, se permitió volver a vender esas armas. Los tiroteos masivos se triplicaron”, subrayó.

Dijo que las armas infligieron daños espantosos a sus víctimas y particularmente a los niños, “El daño es tan devastador y en Uvalde, los padres tuvieron que hacer pruebas de ADN para identificar los restos de sus hijos, niños de nueve y 10 años”.

El presidente también dijo que la edad para comprar armas de asalto debería elevarse de 18 a 21 años si los legisladores no pueden ponerse de acuerdo sobre una prohibición total de esas armas de fuego.

Biden finalizó su discurso con un pedido final de acción e hizo un llamado a los legisladores y votantes a “escuchar el llamado y el clamor” y “encontrar el momento”.

Es hora de que cada uno de nosotros haga nuestra parte. Es hora de actuar. Por los niños que hemos perdido, los niños que podemos salvar, por la nación que amamos”, destacó.

“Hagamos algo finalmente. Dios bendiga a las familias que están sufriendo. Dios los bendiga a todos”, concluyó.

Leer más:
Tiroteo en funeral dentro de cementerio en Wisconsin deja varios heridos
Senador de Texas dice que gobernador Abbott “ha tratado de engañar” a la comunidad tras el tiroteo en Uvalde
Niña que daban por muerta del tiroteo en Uvalde está viva en el hospital e ingresará a su cuarta cirugía