Culpan a dos adolescentes de abrir fuego durante partido de béisbol de niños en Nuevo México

La policía detuvo a los dos menores de edad porque encontraron dos pistolas en su vehículo, pero ambos negaron haber iniciado un tiroteo y fueron liberados

La policía de Albuquerque continúa las investigaciones porque el estadio de béisbol tiene los impactos de bala en las paredes.
La policía de Albuquerque continúa las investigaciones porque el estadio de béisbol tiene los impactos de bala en las paredes.
Foto: Brandon Bell / Getty Images

La policía de Albuquerque detuvo a dos menores de edad por ser sospechosos de un tiroteo que se registró cerca del campo de un estadio de béisbol, mientras jugaban los equipos de ligas menores. Ambos jóvenes aseguran que ellos no abrieron fuego a pesar de tener armas en sus vehículos.

En tremendo caos se convirtió un partido de béisbol en Albuquerque, cuando las balas comenzaron a impactar en el campo. Los espectadores comenzaron a gritar y agacharse entre las bancas para cubrirse de las ráfagas.

Micah Solomon, uno de los jugadores dijo: “Estaba asustado. Tenía miedo por mis compañeros. Fue una locura, los balazos en ese momento estaban saliendo del campo”.

Uno de los entrenadores, Isaiah Evans reveló al noticiero KRQE News, que sus instintos se activaron cuando corrió para encontrar a su hermano pequeño: “Es como una situación de lucha o huida, como correr y tratar de encontrar personas cercanas a ti, porque siento que cualquiera en esa posición haría eso”, compartió.

Los policías de Albuquerque arribaron al estadio de inmediato para buscar al o los responsables del tiroteo y según los informes de las autoridades, arrestaron a dos menores como sospechosos de estar disparando cerca del campo deportivo.

Ambos niños negaron haber disparado armas en el área, a pesar de que en su vehículo los oficiales encontraron dos pistolas dentro de la guantera. Los dos fueron liberados a las pocas horas porque era ilícita la detención, según detalló el mismo medio de comunicación.

Hubo algunas deficiencias en la investigación y la forma en que se precedió dieron lugar a algunas preocupaciones reales sobre la viabilidad constitucional del caso en el futuro”, dijo el fiscal de distrito adjunto Hubert Gray.

Los oficiales de la policía de Albuquerque revisaron el incidente y están de acuerdo con la oficina del fiscal de distrito, con respecto a que los oficiales no tenían causa probable para realizar ningún arresto en ese momento de la investigación. Los niños fueron liberados bajo la custodia de sus padres.

“Nos comunicamos con la administración del Departamento de Policía de Albuquerque, el jefe Harold Medina, en realidad está de acuerdo con nuestra evaluación, lo que puede conducir a capacitación adicional que ayudará a mitigar ese tipo de problemas”, dijo Gray.

Los padres dicen que esta situación fue traumatizante para todos, pero especialmente para los jóvenes que estaban para jugar béisbol. “Nunca piensas que te va a pasar a ti. Y estuvimos demasiado cerca este fin de semana y no estoy de acuerdo con eso”, dijo Laura Solomon.

Los oficiales continúan la investigación para encontrar a los verdaderos responsables, pues dicen que descubrieron los daños ocasionados por las armas de fuego en el complejo de béisbol.

Te puede interesar: