Militares y policía de Texas refuerzan la frontera con México ante la llegada de inmigrantes al país

El gobernador Greg Abbott dio una conferencia en donde explicó detalles de los migrantes que son entre 6 mil y 11 mil personas que buscarán ingresar a EE.UU. de forma ilegal

Los militares y agentes de la policía están practicando moverse más rápido para evitar el ingreso de la caravana.
Los militares y agentes de la policía están practicando moverse más rápido para evitar el ingreso de la caravana.
Foto: JUSTIN HAMEL/AFP / Getty Images

El estado de Texas está reforzando las fuerzas militares y policiales en la frontera sur con México, con el propósito de prevenir la caravana de migrantes que está por llegar y entrar al país, anunció el gobernador del estado.

El gobernador Greg Abbott, hablo en una conferencia en donde reveló que la Guardia Nacional de Texas y el Departamento de Seguridad Pública han desarrollado y practicado la forma de implementar estrategias para desviar la migración masiva en la que cientos o miles de personas podrían intentar ingresar ilegalmente al país”.

“Algunas pruebas hacen que parezca que las caravanas se están disolviendo hasta cierto punto. Incluso si los grupos se están separando, no significa que las personas que formaban parte de las caravanas no vayan a intentar llegar a los Estados Unidos de América. Es solo que pueden estar haciéndolo en grupos de uno y dos en lugar de grandes caravanas”. dijo Abbott durante una conferencia de prensa en Weslaco.

El mayor general de la Guardia Nacional de Texas, Ronald Burkett II, dijo a los medios que las tropas están capacitadas para impedir que las personas crucen y además están practicado cómo moverse rápidamente a diferentes áreas de la frontera dependiendo de dónde cruce la gente.

Los primeros días de este mes, miles de migrantes en el sur de México, formaron una caravana masiva decidida a viajar a pie hasta la frontera sur, específicamente para llegar a Texas y después poder desplazarse a otros lugares.

Según los informes de las patrullas fronterizas calculan que un grupo de entre 6 mil y 11 mil personas de distintas ciudades de Centroamérica, organizada por Luis García Villagrán, está a punto de ingresar ilegalmente en la nación.

El gobierno mexicano respondió a la caravana con la promesa de emitir mil visas humanitarias que permitirían que solo una pequeña cantidad de migrantes residiera y trabajara en el país de manera legal.

Un grupo de personas ya cruzó hacia la ciudad de Eagle Pass. “Las visas que les da México dice que no pueden estar en estados fronterizos. Entonces algunos se regresan”, dijo el funcionario de Eagle Pass en un mensaje de texto.

Te puede interesar: