Por qué es más complicado para inmigrantes solicitar una Green Card o pedir a un familiar, según reporte de CATO

En los últimos 10 años ha habido una acumulación de millones de casos de inmigración, incluidas Green Card, naturalización, Autorización de Empleo y visas de trabajo, por lo que expertos sugieren a migrantes y abogados planear en años y no en meses la obtención de una protección a través de USCIS

Los trámites en USCIS se han retrasado considerablemente en los últimos 10 años.
Los trámites en USCIS se han retrasado considerablemente en los últimos 10 años.
Foto: Jesús García / Impremedia

La paciencia será la mayor virtud que deberá tener un inmigrante que solicite una Green Card o quiera patrocinar a un familiar, debido a que los procesos migratorios se han retrasado considerablemente en los últimos 10 años.

“El retraso está causando que los tiempos de espera para los beneficios aumenten drásticamente”, indica el reporte del Instituto CATO.

El análisis realizado por David J. Bier, director asociado en Estudios de Inmigración, señala que se triplicaron los tiempos de procesamiento promedio en todos los formularios enviados a la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS). Pasaron de menos de cuatro meses en 2012 a más de un año en 2022.

“Los retrasos en el procesamiento han provocado que los inmigrantes y los estadounidenses con los que desean asociarse pierdan los beneficios que se supone que el sistema debe proporcionar”, advierte Bier en su reporte.

La gráfica que acompaña el informe muestra un claro incremento en los tiempos de procesamiento, un problema marcado en los últimos años, luego de la pandemia de COVID-19, aunque Bier expone que los retrasos no son solamente por esa razón.

Son una consecuencia de los procesos ineficientes de la agencia que han provocado que los tiempos de espera y los retrasos aumentaran durante la última década”, expone.

La gráfica muestra que las peticiones familiares (residencia permanente para hijos, padres o hermanos) han sido afectadas con los retrasos desde 2017, con el Gobierno del presidente Donald Trump, pero el Gobierno del presidente Joe Biden no ha logrado reducir ese problema.

En la misma situación se encuentran las solicitudes y renovaciones de Autorización de Empleo (EAD), las visas por asistencia humanitaria, incluso el reemplazo de una Green Card.

Aunque la solicitud de naturalización se ha mantenido casi al mismo nivel en los últimos cinco años.

Destaca que la acumulación de casos pendientes ha aumentado de dos millones en el año fiscal 2010 a 8.8 millones en el año fiscal 2022.

Todos los procesos migratorios ante USCIS enfrentan retrasos considerables. / IMAGEN: Instituto CATO

El reporte indica que hay aproximadamente 24 millones de casos atendidos por USCIS, dependencia del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

“Demuestra que los retrasos no están aislados dentro de ciertas partes del sistema, sino que son un problema sistémico y creciente para los cuatro departamentos responsables de ejecutar la ley de inmigración de los EE.UU.”, se advierte.

Bier sugiere a los inmigrantes y sus abogados planear en peticiones en años y no en meses, como ocurría hace más de 10 años.

“Los cuatro departamentos del Gobierno federal que manejan el procesamiento de inmigración están en crisis”, indica. “Los retrasos están afectando a decenas de millones de solicitudes de beneficios de inmigración. Los tiempos de espera están alcanzando niveles inimaginables; ahora es mejor medirlos en años, no en meses o días”.

Enfatiza que este “colapso total del sistema de inmigración” no es reciente, que comenzó hace años.

“Con un desarrollo lento al principio, las acciones del gobierno para cerrar la mayor parte del procesamiento han creado una acumulación masiva de trabajo”, expuso.

La directora de USCIS, Ur M. Jaddou, ha reconocido los retrasos en la agencia, por lo cual ha solicitado más fondos al Congreso y tiene una campaña de contratación de personal.