Cómo funciona la semaglutida: el fármaco “milagroso” para la diabetes y la pérdida de peso

La semaglutida ofrece resultados significativos en la pérdida de peso, con una reducción del 5 al 10% en el peso corporal. Su enfoque en la regulación del apetito y el metabolismo la hace una opción prometedora para quienes buscan soluciones efectivas

Cómo funciona la semaglutida: el fármaco "milagroso" para la diabetes y la pérdida de peso

La semaglutida tiene un mecanismo de acción que imita la hormona responsable de transmitir señales de saciedad al cerebro. Crédito: luchschenF | Shutterstock

En la búsqueda constante de soluciones efectivas para la pérdida de peso, el uso de semaglutida, conocida por sus marcas Wegovy y Ozempic ha ganado popularidad. Aquellos considerando esta opción, se preguntarán sobre la rapidez con la que pueden esperar ver resultados significativos.

Y aunque la respuesta es un matiz personalizado que depende de diversos factores, según expertos en el campo de la medicina y la salud, la mayoría suele ser positiva para lograr los cambios.

La semaglutida siendo administrada a través de inyecciones subcutáneas semanales con una dosis de 2,4 mg, ha demostrado ser una herramienta eficaz en la lucha contra la obesidad. Pertenece a la clase de medicamentos denominados miméticos de incretina y actúa como un agonista del receptor de GLP-1, regulando el apetito y el metabolismo.

Su mecanismo de acción imita la hormona responsable de transmitir señales de saciedad al cerebro, proporcionando a los pacientes una sensación de plenitud más rápida.

Además de su impacto en el apetito, la semaglutida también ralentiza la digestión, prolongando la sensación de saciedad. Este doble enfoque ayuda a los usuarios a evitar el exceso de comida y, por ende, contribuye a la pérdida de peso. Es crucial destacar que la consistencia en la administración de las inyecciones y la adopción de un estilo de vida saludable son elementos fundamentales para alcanzar resultados satisfactorios.

En cuanto al tiempo necesario para percibir los cambios, se estima que la semaglutida comienza a mostrar sus efectos después de aproximadamente dos semanas de uso continuo. Si bien algunos individuos pueden notar resultados en las primeras ocho semanas, la mayoría experimenta cambios notables en un período de 12 semanas.

Reducción del peso corporal

Los ensayos clínicos respaldan la eficacia de la semaglutida, con participantes que experimentan una reducción promedio del 5 al 10 por ciento en el peso corporal. Este dato sugiere que, a lo largo de un año o más, la pérdida total de peso puede alcanzar hasta el 15 por ciento. Un resultado alentador para aquellos que buscan una solución a largo plazo para sus objetivos de pérdida de peso.

Aunque la semaglutida ha demostrado ser generalmente segura, como cualquier medicamento, no está exenta de riesgos y efectos secundarios. Los efectos secundarios comunes incluyen náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, dolor de cabeza, mareos, fatiga y niveles bajos de azúcar en sangre. Es crucial discutir el historial médico con un profesional de la salud antes de iniciar el tratamiento.

Para aquellos que buscan una alternativa menos invasiva a la cirugía bariátrica, la semaglutida ofrece una opción prometedora. Los resultados pueden variar según la persona, considerando factores como la edad, el nivel de actividad y la salud general. La recomendación es mantener un diálogo abierto con un médico para determinar el enfoque más adecuado.

Sigue leyendo:

En esta nota

medicamentos para perder peso

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain