Junta vecinal para Skid Row vuelve a ser posible tras supuesto fraude electoral

Un panel señaló 3 irregularidades en la elección de abril

Guía de Regalos

Junta vecinal para Skid Row vuelve a ser posible tras supuesto fraude electoral
Casi 2.000 personas viven en las aceras Skid Row.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Un panel ha recomendado que la ciudad de Los Ángeles permita que los residentes de Skid Row formen su propia junta vecinal, o que se celebre otra elección.

En una reñida elección que tomó lugar el mes pasado, los votantes del Centro de Los Ángeles decidieron en contra de dividir su junta vecinal y crear una aparte para los residentes de Skid Row.

Pero durante una discusión que duró cinco horas el miércoles, algunos residentes de Skid Row acusaron a la Junta vecinal del Centro de Los Ángeles de utilizar al grupo Unite DTLA para hacer campaña contra los intentos de separación.

Según los partidarios de la secesión, Unite DTLA utilizó el logotipo de la junta vecinal, así como su base de datos y servidor para enviar correos electrónicos urgiendo votar en contra de la propuesta.

Patti Berman, presidenta de la Junta vecinal del Centro de Los Ángeles, dijo que su grupo no tuvo nada que ver con los correos, y que tanto ella como sus colegas habían sido engañados.

Berman también dijo que ella le respondió al remitente de los correos electrónicos, exigiéndole que dejara de utilizar el logotipo. “Yo más que nadie quiero saber quién fue la persona detrás de todo esto”, dijo Berman.

El panel, compuesto por funcionarios de otras juntas vecinales de la ciudad, notó que Berman y los demás miembros de la junta no habían investigado quién envió los correos, y que tampoco los repudiaron, lo cual dio la impresión de que la junta se oponía a la separación.

Asimismo, el panel expresó disgusto ante el hecho de que algunos emitieron su voto por internet, lo cual se prohíbe en todos las juntas vecinales de la ciudad y sitúa en una posición de desventaja a las personas desamparadas, quienes no siempre tienen acceso a internet.

Ultimadamente, los miembros del panel recomendaron que la ciudad investigue si la campaña de United LA perjudicó la elección. De ser así, dijo el panel, los resultados deben ser revocados.

Si no se puede determinar cuál fue el efecto de la campaña, el panel pidió que la ciudad celebre otra elección en 90 días, sin la opción de votar por internet.

El Departamento de Empoderamiento Vecinal decidirá si las antedichas recomendaciones serán implementadas dentro de dos semanas.


NOTAS RELACIONADAS