Sin empleo, ni desempleo

Cuáles son las razones por las cuales podrían negarte los beneficios del ‘unemployment’
Sigue a La Opinión en Facebook
Sin empleo, ni desempleo
Muchos trabajadores desempleados no califican para recibir beneficios.
Foto: Archivo / Spencer Platt/Getty Images

Los beneficios de desempleo son esenciales para quienes acaban de perder el trabajo, porque les permiten sobrevivir hasta tanto puedan conseguir una nueva ocupación. Sin embargo, no todos los trabajadores califican para recibir dichos beneficios.

Las leyes al respecto varían de estado a estado. Pero existen ciertas reglas que se repiten en todo el país.

Compartimos algunas de las razones por las cuales podrían desclasificarte para recibir los beneficios de desempleo.

  • Fuiste tú quien renunció. La mayoría de los estados descalifican a aquellos que renuncian a su empleo. Para poder recibir beneficios, el empleado debe probar que renunció a causa de discriminación, o acoso sexual, o que las acciones del empleador lo obligaron a renunciar, como por ejemplo, si le pidieron que trabaje en otra localidad, lejana a su hogar, o que le redujeron su salario.  Otra forma de recibir desempleo, a pesar de haber renunciado, es probar que la empresa no respetaba las reglas de seguridad de la Administración de salud y seguridad ocupacional (OSHA), poniendo, de este modo, la seguridad de sus trabajadores en peligro.
  • Contratista independiente. Si tu empleador calificó tu trabajo como contratista, probablemente no recibas beneficios. En muchos casos, los trabajadores son erróneamente clasificados como contratistas independientes, a pesar de trabajar tiempo completo y merecer la clasificación de empleado. Si este es tu caso, puedes pedir desempleo, y aclarar a la agencia que has sido erróneamente etiquetado como independiente. Para corregir este tipo de clasificación errónea, debes completar el formulario del IRS, SS-8 (Determination of Worker Status for Purposes of Federal Employment Taxes and Income Tax Withholding) y pedir que determinen tu estatus verdadero.
  • Perdiste el empleo por culpa tuya. Generalmente los trabajadores reciben beneficios de desempleo cuando la compañía para la cual trabajan se ve obligada a reducir su personal y despide a parte de su personal. Pero si eres despedido por no hacer tu trabajo o por no cumplir con tus responsabilidades, por cometer un crimen o amenazar a tus supervisores, podrías ser descalificado para recibir desempleo.

Para más detalles sobre la legislación de tu estado en particular, en cuanto a beneficios de desempleo, puedes visitar el sitio del Departamento de trabajo: https://www.careeronestop.org/