La Liga MX podría suspender partidos y expulsar aficionados por el grito “¡Eeeh Pu…!”

Aún con todo, los fanáticos mexicanos no creen que puedan desalojarlos de los estadios por transgredir el protocolo de FIFA contra el racismo y la discriminación

Las distintas aficiones de los equipos de la Liga MX deberán observar el protocolo contra el racismo y la discriminación o atenerse a las consecuencias.
Las distintas aficiones de los equipos de la Liga MX deberán observar el protocolo contra el racismo y la discriminación o atenerse a las consecuencias.
Foto: Sergio Mejía / Imago7

La Liga MX y la Femexfut dieron a conocer este miércoles que aplicarán con rigor a partir del torneo Apertura 2017 el protocolo de actuación contra el racismo y discriminación contemplado por la FIFA e incluido en el Reglamento de Competencia de la Liga MX desde la Temporada 2014-2015.

Ambas entidades informaron que el Artículo 63 del Reglamento de Competencia de la LIGA MX y al Artículo 62 en ASCENSO MX, se refieren a la suspensión de partidos por incidentes racistas y discriminatorios.

Específicamente en torno al grito “¡Eeeh Pu…!” se aclara que para activar el protocolo antes mencionado se debe determinar si se considera discriminatorio o no, de considerarlo así, el árbitro apoyado por el Comisario, cuenta con la facultad de aplicar lo dispuesto por el reglamento.

Reacciones

La mayoría de los aficionados ve irrealizable la instrucción de la FIFA que se aplicará en este Torneo Apertura 2017: sacar al público si hay ataques racistas o si persiste la consigna homofóbica que entraña el tristemente célebre grito de “¡Eeeh Pu…!”.

 

En la Liga MX no saben si lo pueden hacer

Por su parte el presidente de la Liga MX Enrique Bonilla aclaró que deben acatar la instrucción de FIFA, que exige sacar a la gente por reacciones racistas. “Es una situación que podremos saber en el momento en que se produzca”, dijo.

 

“Tolerancia cero”

Arturo Brizio, presidente de la Comisión de Árbitros de la Femexfut, avisó que habrá tolerancia cero. Las medidas podrían llegar hasta avisar por el sonido local a desalojar a todo el público.