Organización proporciona trabajo y ducha portátil a personas sin hogar en el Valle de San Fernando

A cambio de su labor, las personas desamparadas reciben alimento y tarjetas de regalo

Organización proporciona trabajo y ducha portátil a personas sin hogar en el Valle de San Fernando
Partícipes de "Clean Streets, Clean Starts" limpian el bulevar Reseda.
Foto: Cortesía Councilmember Mitchell Englander

La supervisora del condado de Los Ángeles, Kathryn Barger, otorgó una subvención de $15,000 a la organización Clean Streets, Clean Starts este mes, la cual será utilizada para realizar un programa que reclutará a personas sin hogar para ayudar a limpiar el Valle de San Fernando.

Los $15,000 dólares, informó Los Angeles Daily News, pagarán por un espacio de oficina, así como una ducha portátil para las personas desamparadas.

El programa empezó en 2016 en la ciudad de Northridge cuando su director, Don Larson, comenzó a contratar a individuos sin hogar para realizar trabajos de limpieza en el vecindario. A cambio de su labor, las personas desamparadas reciben alimento y tarjetas de regalo para supermercados. El programa también conecta a las personas sin hogar con trabajadores sociales y médicos.

En entrevista con el antedicho diario, Laura Rathbone, quien dirige el programa en Northridge, también indicó que la meta de la organización es ampliar sus esfuerzos a lo largo del Valle de San Fernando. Hasta hoy, Clean Streets, Clean Starts (Calles limpas, Nuevos comienzos) ha logrado trabajar en Chatsworth, Mission Hills, Porter Ranch y Sylmar. El programa ahora tiene la mirada puesta en North Hills West, Sherman Oaks y Woodland Hills.

Aparte del programa, la supervisora Barger también labora por enmendar una ley estatal con el fin de que la policía y los trabajadores sociales tengan poder detener a personas con graves problemas de salud mental que se rehúsen a buscar ayuda, aún cuando estén corriendo peligro.


NOTAS RELACIONADAS