Voto adelantado en California no muestra “oleada azul” ni voto latino entusiasmado

La primaria del próximo 5 de junio en California es decisiva para distritos del congreso federal. California comenzó a votar por correo el 7 de este mes.
Voto adelantado en California no muestra “oleada azul” ni voto latino entusiasmado
El 5 de junio son las elecciones primarias en California.
Foto: EFE

Antes de las elecciones de noviembre, en las que se decidirá la nueva mayoría del Congreso y por ende, se sabrá si Donald Trump sigue contando con todas las mayorías republicanas para seguir adelante con su plataforma, están las elecciones primarias.

Y, según expertos nacionales, la más importante de todas es la primaria de California, donde el próximo 5 de junio se disputan al menos 7 de los 24 puestos del congreso que los demócratas esperan capturar para hacerse con la deseada mayoría.

Por el momento, sin embargo, la esperada “oleada azul” que los demócratas ansiaban por generar no se está materializando aún en los votos adelantados que ya están regresando por correo a la Secretaría de Estado de California.

California tiene voto adelantado por correo, y casi un millón de votantes ya ha enviado sus boletas, de acuerdo al más reciente reporte de Political Data Inc. en base a las cifras oficiales.

De acuerdo al reporte de PDI y al análisis del experto Paul Mitchell, el voto latino está “por debajo” de las expectativas -lo cual es normal en elecciones primarias- y el voto republicano, aunque cada vez menor en el estado, está superando su porcentaje en la población.

Hasta ahora, los latinos son el 14% de los votantes que han regresado sus boletas por correo, a pesar de ser el 23% del voto estatal. Los votantes republicanos son el 26% del voto estatal y ya suman el 33% de los que han regresado su boleta.

Según Mitchell, esto podría indicar que en varias de las contiendas estatales y del congreso, “podríamos ver el nombre de un republicano desconocido entre los dos candidatos que sacaron más votos”.

El voto anticipado no tiene que parecerse al resultado final, pero Tony Quinn, analista de California Target Book indicó que los republicanos parecen movilizados en seis de los siete distritos del congreso que los demócratas esperan “voltear”.

Todo esto se complica porque California tiene un tipo de elección primaria abierta, en la cual todos compiten contra todos sin importar su partido y en varios de los puestos para el congreso, los demócratas presentaron un gran número de candidatos que podrían debilitarse y perder la oportunidad de llegar a una segunda vuelta.

“Este es un problema grave para los demócratas”, dijo la analista política Sherry Bebitch Jeffe. “Y eso que decían que las primarias abiertas mejorarían las cosas”.

Las primarias generalmente son elecciones de baja asistencia, pero este año algunos expertos anticipaban que las cosas cambiarían, especialmente en California y en reacción a los ataques de Trump.

Esto aún está por verse, pero por el momento no parece haber señales en los datos del voto anticipado, dijo Mitchell.

Las primarias, incluso en años de elecciones al Congreso, suelen ser de bajar participación, aunque algunos expertos esperaban que la primera elección pro-Trump generaría más entusiasmo en California.

Pero este año, aparte de la lucha por varios distritos del congreso, ahora republicanos pero que los demócratas esperan “voltear” en noviembre -y cuyo primer voto es en junio- también están las competencias para gobernador, en las que compite el ex alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, y varios latinos aspirando o reeligiéndose a altos cargos estatales.