Refuerzan seguridad en Otay Mesa y San Isidro ante llegada de caravana migrante

CBP cierra líneas y refuerza la frontera en los dos puertos más concurridos entre California y México
Refuerzan seguridad en Otay Mesa y San Isidro ante llegada de caravana migrante
Militares trabajan con la Patrulla Fronteriza en la Garita San Ysidro en California.
Foto: MAJ Delvin Goode / Cortesía Departamento de Defensa de EEUU

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) anuncia que cerrará varios carriles de la frontera sur en los puertos de entrada de San Ysidro y Otay Mesa, en la frontera de California con México, a partir de las 8 a.m. del martes 13 de noviembre y no se abrirán nuevamente hasta nuevo aviso.

Al menos tres carriles de vehículos en dirección norte en San Ysidro y un carril en la misma dirección en Otay Mesa estarán cerrados para instalar y ubicar equipos de infraestructura para reforzar estos puertos de entrada en EEUU en preparación para la caravana de migrantes y el riesgo potencial de seguridad y protección que la llegada de miles de indocumentados podría ocasionar.

Infantes de marina y soldados fortifican la cerca fronteriza en el sur de California. Cortesía/Pfc. Nyatan Bol/Ejército de EEUU

“CBP ha estado y continuará preparándose para la posible llegada de miles de personas que migran en una caravana hacia la frontera de los Estados Unidos”, dice Pete Flores, Director de Operaciones de Campo en San Diego. “Estos preparativos incluyen ejercicios de capacitación, despliegue de personal de CBP adicional y asociación con militares de EEUU para fortalecer nuestros puertos de entrada y el área fronteriza entre esos cruces legales hacia EEUU.”

El personal del Departamento de Defensa está instalando cables de concertina y colocando barreras, barricadas y cercas, según lo determine CBP durante la Operación Línea Segura.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza informará cuando se retiren los materiales y se vuelvan a abrir los carriles, sin embargo, no se anticipa que se lleve a cabo hasta después del arribo de la caravana migrante.

Los funcionarios de CBP recomiendan que las personas que viajan en dirección norte hacia Estados Unidos anticipen un posible aumento de los tiempos de espera debido a los cierres de carriles.